jueves, mayo 27, 2010

Cuenta atrás (II)

Como los acontecimientos en mi vida suelen ser cíclicos, noria que sube y baja, llegamos a un punto en el que ya estuve el anyo pasado: la cuenta atrás para incorporarme a un pedacito de mi vida que tenía arrinconado, esperándome, haciendo tiempo hasta que volviera a encontrarme con fuerzas como para asumir una rutina, unos horarios, un despertador.

Hoy he vuelto a ponerme fecha, un Día D, una Hora H, como hice en su momento en aquel febrero. Implica algunas renuncias, sí, renunciar a las manyanas remoloneando sin fin, renunciar a perderme en la Red al mediodía, renunciar a... en realidad a poca cosa, comparado con lo que hay por ganar.

No es una batalla fácil, aunque tengo unos días todavía para mentalizarme. El 1 de junio es el día elegido para la prueba de fuego, aunque sé que, casi mejor que verlo como prueba definitiva, sería mejor hablar de un paso adelante. Paso importante, sí, pero con un pie que siempre podemos volver a echar hacia atrás si viéramos que me he precipitado, que aún no estoy preparada, que necesito más tiempo en mi crisálida antes de lanzarme a volar.

En fin... estamos, como ya estuve, en días de cuenta atrás. Deseadme suerte.

[La imagen que encabeza este post pertenece a la galería que javierchaoui tiene en flickr, a la que puiedes acceder haciendo click en su nombre]

Blogger LastChild susurró... Blogger Nébula susurró... Blogger Escribir es seducir susurró... Anonymous Ardid susurró... Blogger O Suso susurró... Blogger La señorita ojos de gato susurró... Blogger Camaleona susurró... Blogger LastChild susurró... Blogger Ardid susurró... Blogger Kaotic Chic susurró... Blogger Polly Harvey susurró... Blogger Gacela susurró...

viernes, mayo 14, 2010

Reencuentros (II)

Primero fueron los nervios, como siempre. Luego, los distintos encuentros que he ido teniendo esta semana. Y, sorprendentemente, todos me han dejado un buen sabor de boca.

Dos de ellos fueron con antiguos amigos, amigos de esos que el tiempo y las circunstancias -y quizás lo que quedó por hacer, o lo que se hizo demasiado- había ido alejando. Al aparecer en la ciudad un amigo común, nos reencontramos, y por momentos parecía que el tiempo, todo ese tiempo que me pesaba tanto, no había existido. La conversación fluida, las risas abundantes, el ponernos al día... todo salía como tenía que salir, pero justo como en mi cabeza no había pensado que podría salir. Bien, simplemente bien.

Recuerdo que en un momento dado yo casi saco a relucir el pasado, ese pasado que nos había ido separando y en el que probablemente mis equivocaciones fueron las que lo hicieron todo más complicado. Pero con la mano, él apartó de golpe todas esas diferencias, todos los reproches, todo lo que pudiera haber enmedio de nosotros y dijo que el pasado ahí estaba, en el pasado, y que ahora estábamos en otro momento, construyendo otras cosas. Y fue un alivio enorme.

Quedamos en mantener más vivo el contacto, en vernos próximamente, en simplemente mandarnos un mensaje un sábado y ver si teníamos planes.

Fueron dos grandes (re)encuentros, por los que no debí haber estado tan preocupada, pero ya sé, ya sabéis, que soy incapaz de no anticipar, de no preocuparme de antemano. Y eso aun sabiendo que preocuparse tanto, anticipar tanto, no tiene sentido. Porque si luego las cosas salen bien, habrás estado preocupada sin motivo, te habrás llevado un disgusto innecesariamente. Y si las cosas salen mal, como preveías, habrás perdido tantas fuerzas en el previo, que apenas te quedarán para poder afrontar el momento difícil.

Y me encuentro mejor, aunque sigue habiendo pasos importantes que sigo teniendo ahí en la pila de pendientes, como un libro al que no me he atrevido a acercarme. Alguno me espera de forma casi inmediata, o eso espero, espero ser lo suficientemente valiente como para dar el paso en breve... aunque nunca sé, nunca sé si mis fuerzas serán bastante, si podré, si seré capaz. Pero esta semana sé que estoy más fuerte que la anterior, y espero que la próxima también esté más fuerte que ésta. En fin... seguiremos informando.

Blogger LastChild susurró... Blogger MarAT susurró... Anonymous Mónica susurró... Blogger ailec susurró... Blogger Tere susurró... Blogger Caminante susurró... Anonymous Anónimo susurró... Blogger flamin susurró...

jueves, mayo 06, 2010

Teatro III: Nebbia, del Cirque Eloize

Nebbia1

Hace un anyo y algunos meses, por nuestro aniversario, fuimos a ver Rain, como lluvia en tus ojos. La obra me gustó (las obras de teatro con elementos circenses en ellas me tienen ganada desde la primera que vi, Ícars), lo suficiente al menos para que cuando me enteré que el Cirque Eloize volvía a Madrid, de nuevo con una obra de Daniele Finzi Pasca, quisiera ir a ver esta nueva obra, Nebbia ("Niebla" en italiano). Ambas forman parte de la Trilogía del cielo, cuya primera parte fue la obra Nomade, que no vi en su momento, y a la que siguen Rain y Nebbia, pero que perfectamente pueden verse de manera independiente. En esta ocasión al Cirque Eloize le acompanya el Teatro Sunil.

Nebbia tiene un punto de melancolía que no tenía Rain. La niebla es la materia de la que están hechos los suenyos, tras una niebla lo suficientemente densa uno puede imaginar que hay cualquier cosa, que el mar se acerca 300 kilómetros y deja peces en el jardín de la abuela, la misma que nos despide con un panyuelo blanco porque así burla un par de metros a la niebla. Cuando alguien se adentra en esa niebla, no es seguro que vuelva, por eso las despedidas son más intensas. En la niebla uno puede perderse, sí, pero a veces perderse es la única manera de encontrarse a uno mismo.

De todo esto habla Nebbia, que se retrotrae a los suenyos infantiles, al pueblo donde nacieron y crecieron, rodeados de esa niebla densa y penetrante. Aunque es un poco difícil seguir el argumento, no digo que no, pero el intentarlo bien lo vale.

Nebbia3

¿Y cómo lo hace? A través de acrobacias, de un bosque de platillos giratorios donde los ninyos juegan al escondite, a través de un xilófono gigante o de una cama elástica, de trapecios, de aros... y a través de las historias que nos va contando el narrador.

Yo particularmente me enamoré de Stephano, aquel que nació una noche de nevada y que tiene la niebla metida hasta en los ojos, por eso a veces ve cosas que los demás no ven, y le llaman loquito. Pero es capaz de correr ayudado de sus amigos, y sobre todo, es también capaz de levantarse solo cuando todos creen que necesita ayuda, es capaz de resurgir en otra noche de nieve.

Nebbia2

En fin, sirva este post para decir que disfruté mucho con la obra, que me mantuvo pegada a la butaca asombrada y, en los momentos finales, también emocionada. Que se me saltaron las lágrimas en una escena (quizás hay que decir también que una es de lágrima fácil), y que la obra es más que recomendable. Nosotros vimos la penúltima función en Madrid, a partir de ahora podrá verse en Lleida, Alcobendas, Valladolid... y no sé si luego continuarán con la gira. Pero si tenéis oportunidad de ir a verlos, y os gustan un poco los elementos circenses... puede ser un plan genial o un bonito detalle a compartir con alguien.

Os dejo algunos enlaces interesantes:

- Página oficial de Nebbia
- Página de la gira espanyola
- Artículo sobre Nebbia (de los muchos artículos publiacdos en prensa o Internet, éste es de los que más me han gustado)
- Entrevista a Daniele Finzi Pasca (no por esta obra, pero la entrevista está interesante)

Y acabo con un vídeo, para quien quiera hacerse una idea... aunque la obra es más, mucho más, y no puede reducirse a este vídeo de presentación:



[Las imágenes que hay en este post están sacadas de la web oficial de Nebbia, a la que puedes acceder haciendo click en el enlace]

Blogger LastChild susurró... Blogger Antonio L. susurró... Blogger Cris* susurró... Blogger Guy Montag susurró... Anonymous Aumentar potencia motor susurró... Blogger 555 susurró...

martes, mayo 04, 2010

Paredes blancas, mesas verdes (IV)

Evádete. Evasión, esa es la clave. Tu libro, tu revista, tu cuaderno, tu música.

Tú no estás aquí.

Tú no estás.

Tú NO.

[Escrito originalmente el viernes el viernes 26 de marzo, tercer día que pasé entre paredes blancas y mesas verdes]

Blogger O Suso susurró... Blogger Erasantaana susurró... Blogger Awake at last susurró... Anonymous Ardid susurró... Blogger Gacela susurró... Anonymous Ardid susurró... Blogger Los que hacemos cosmogonias susurró... Blogger AMOR SECRETO susurró... Blogger LastChild susurró... Blogger K a p p i e susurró... Blogger Carmen S. Cohen susurró... Blogger Santiago B. susurró... Blogger antonio diaz susurró... Blogger ugerau susurró... Blogger Patricio susurró... Anonymous Anónimo susurró... Anonymous laura susurró... Anonymous lura heredia susurró... Blogger Araceli... no preguntn x q Ya q ni yo lo sé! susurró... Blogger Anorama susurró...