jueves, enero 09, 2014

Nube enjaulada

Estoy atrapada, rodeada por barrotes que yo misma he ido forjando anyo tras anyo y que ahora se levantan como una cárcel poderosa en la que cumplo mi condena. ¿Excesivamente? consciente de mis limitaciones, ya casi ni me revuelvo contra quien me encerró aquí (¿o fui yo también?), y simplemente dejo pasar el tiempo, las manyanas una tras otra bajo el edredón tramposo y cálido, las noches vagabundeando insomne, las tardes con la sonrisa puesta mientras veo a mis amigos aparentando normalidad.

Como si no estuviera encerrada. Como si esto sirviese de algo. Como si me estuviera construyendo algún futuro en vez de deshojando margaritas mientras visito armerías donde rellenar los cargadores de balas del suenyo. Como si, como si.

A veces me lo dicen, ayer mismo. "Te veo mucho mejor que la última vez". Y yo asiento con una media sonrisa y mis palabras ensayadas para que no suenen a hueco: "ahí voy, sí, tirando". Pero yo no me lo creo y me sorprende que alguien pueda creerme... quizá esté a tiempo de labrarme una carrera como actriz, ahora que nada de lo que hago tiene retribución económica, ahora que sólo pierdo el tiempo y ni siquiera relleno las horas con suficientes minutos, ni los minutos con actividad. Así al menos aprovecharía esa voz que ya no entrena en micrófonos en la plaza.

Pero no, pero tampoco, no sea que fuera a ser, no ya útil sino simplemente ser. No fueran a no repetirse los días en cadencia tranquila, cada uno calcado al anterior y todos inútiles, vacíos, fríos.

Y esta tarde, como tantas, saldré de nuevo a poner mi mejor cara de aquí no pasa nada, yo no estoy rota, no me estoy despidiendo. Mi cara de ir ahí, sí, tirando, mi cara de por qué no empezar ese proyecto nuevo, mi cara de intentarlo, mi cara de la lucha es el único camino, de a ver qué escribo hoy, de cinefórum, mi cara que trata de ocultar el tono cetrino de muerto cada vez menos viviente, el velo en los ojos, la mentira en los labios.

Como si fuera algo más que una nube enjaulada que se va deshilachando con el viento hasta que no queda más que algún jirón perdido. Como si importase si mañana el cielo estará despejado o quedará esa nube suelta jugando al pilla pilla con el sol. Como si no diera igual todo, yo también.

Como si.

[La imagen que encabeza este post es obra de Chema Madoz, puedes acceder a su página web haciendo click en su nombre.]

3 Susurros:

At 10 enero, 2014 14:57, Blogger PIT FM escribió...

y el silencio sigue, la nada sigue, el todo permanece...

 
At 11 enero, 2014 21:09, Anonymous Anónimo escribió...

Todos tenemos nuestras propias jaulas, que nos forjamos nosotros mismos con las desiciones que tomamos, y cuando te das cuenta ya estas encerrado... gracias por compartir todos estos escritos y pensamientos.

 
At 12 enero, 2014 06:29, Blogger Engel escribió...

Es difícil entender porque tantos pensamientos encerrados, tantas acciones que por el hecho de serlas encarcelan a las personas a través de la conciencia. Solo queda adquirir experiencia. Cometer otros errores, luego aprender (o no).

Enseñanza, APRENDER, pero aprender bien.

Saludos.

Atte.,

A.E.N.

 

Publicar un comentario

<< Home