martes, julio 07, 2020

Personas maravillosas haciendo cosas maravillosas (II): Género y Salud

ESTUDIANTES DE LA COMPLU, en Madrid, esto os interesa especialmente: 

Presentación de la asignatura para el curso anterior (2019-2020)

Algunas personas más cercanas me habréis oído hablar este curso y desde el anterior de algo que he disfrutado muchísimo: poder asistir (en mi caso como oyente, al no haber hecho ninguna prueba de acceso a la Universidad) a las clases de la asignatura GÉNERO Y SALUD, impartida por Elena Casado y Lorena Ruiz y construida colectivamente entre todo el grupo (estudiantes, profesoras, oyentes, personas invitadas a lo largo de las distintas sesiones para ampliar aún más las miradas en clase) de una forma que no creía posible en una institución demasiadas veces tan rígida y desaprovechada como llega a ser la universidad. 

La propia concepción que hacen Elena y Lorena de esta asignatura permite que nazca como un espacio seguro donde compartir miradas diversas y construir aprendizaje colectivamente, entre todas. La asignatura de Género y Salud forma parte de la oferta de formación complementaria de la UCM, asignaturas transversales que puede cursar cualquier estudiante de cualquier titulación. Esto ya es el mejor abono para esa diversidad de miradas tan enriquecedora; este año, por ejemplo, tuvimos compañeras estudiando desde enfermería a trabajo social, medicina, psicología, políticas, integración social, periodismo... y eso permitía también abordar los temas en clase desde múltiples enfoques, además de que el sentir el espacio como seguro desde el inicio permitía que hablásemos también desde nuestra vivencia experiencial y biográfica, además de la académica o profesional, y que pudiéramos poner en valor nuestras distintas experticias, distintas formas de ser expertas y expertos.

Para mí esta asignatura ha sido un regalo y una semilla esperanzadora en las posibilidades de un espacio institucional como la universidad. Y después de estas dos primeras ediciones, para el curso que viene vuelve a ser una posibilidad abierta a materializarse si se matriculan suficientes personas. Por eso este texto contándoos sobre ella, porque las ganas de formar parte de un nuevo grupo donde seguir pensando y construyendo juntas en torno a las ideas de Género y Salud me parece una oportunidad maravillosa que espero pueda hacerse realidad también este curso. Así que si sois estudiantes de la Complu, ¡no lo dudéis! 

Aquí os comparto el procedimiento para hacer la matrícula:

"La UCM tiene una oferta de Formación Complementaria que incluye desde idiomas a asignaturas transversales, esto es, asignaturas que puede cursar cualquier estudiante de cualquier titulación. Es una iniciativa que empezó el curso anterior y aún no es muy conocida a pesar de tener propuestas bien interesantes. En ese contexto se oferta la asignatura Género y Salud, en la que participarán profesionales sociosanitarios/as, investigadores/as, asociaciones de pacientes, colectivos ciudadanos, etc. pues uno de sus objetivos es promover espacios de aprendizaje colectivo, multidisciplinares y participativos. Es una asignatura de 3 créditos, en la que se ofertan un máximo de 30 plazas. Se organiza en 8 sesiones, los jueves de 15.30 a 18.30, entre el 18 de febrero y el 15 de abril en la facultad de Medicina (frente al metro de Ciudad Universitaria). Toda la información está disponible aquí https://www.ucm.es/estudios/grado-asignaturastransversales-plan-808515

Para cursar la asignatura basta con añadirla a tu matrícula cuando te aparezca la opción de matricularte en formación complementaria. Si ya te has matriculado o al hacerlo no te ha aparecido esa opción, ¡no pasa nada!, puedes dirigirte (por correo, teléfono o si es posible presencialmente) a la Secretaría de Estudiantes de tu Facultad y solicitar ampliación de matrícula. Para que sea más fácil realizar el trámite, la asignatura se incluye entre la Formación Complementaria (Plan de estudios ZZ08 - Oferta de asignaturas transversales (2018-19)) y el código de la asignatura es 808515. Cursada y superada la asignatura se puede solicitar formalmente el reconocimiento de créditos, que podrán servir para convalidar alguna asignatura optativa de cualquier titulación. 

Para resolver cualquier duda, puedes ponerte en contacto conmigo como coordinadora docente en e.casado@cps.ucm.es Y, por supuesto, no dudes en compartir esta información con cualquier persona que pueda estar interesada. Es más, agradecemos mucho la difusión, pues de ella depende que pueda conocerse y desarrollarse con éxito." 

En el blog de la asignatura puedes ver un poco más de cómo fueron las clases este año y también el curso anterior 2018-2019. Este curso nos pilló la crisis del coronavirus en medio de la programación de la asignatura, y el cuidado y mimo que puso Elena para que el grupo siguiéramos teniendo un espacio tanto de aprendizaje compartido con los contenidos aún pendientes (con este material sobre violencias que se curró ex profeso en otro formato distinto del inicialmente previsto, para poderse seguir online) como un espacio seguro donde poder compartir desde lo personal y sostenernos en los distintos maremagnums que estábamos viviendo... ese cuidado y mimo es luz y de nuevo, me remite a la esperanza, a la otra uni que debería estar siendo posible, a las otras maneras de habitar el mundo que hay gente eligiendo ya y que lo hacen precisamente más habitable, amable, fácil, valioso.

Personalmente, espero MUCHO que este curso podamos disfrutar de nuevo de estos encuentros, este sumar miradas, este crecer y reflexionar juntas y de forma crítica y autocrítica sobre cuidados, maternidad, violencias, sesgos de género, salud comunitaria, vulnerabilidades, enfermedades invisibilizadas, poder, sexualidades, determinantes sociales de la salud... y más allá. Este construir la clase entre todas que Elena y Lorena, y todas las que nos juntamos con ellas cada jueves en clase, hemos venido haciendo posible (y TAN disfrutable) juntas. Así que ojalá (ojalá-OJALÁ) este año podamos repetir (y tú que lees esto ahora puedas ser también parte de este viaje compartido 😉). 

💪💜💜📚📚📚💥💥💥💥📚📚📚💜💜💪

[Toda la difusión que podáis hacer es más que bienvenida, para ayudar a que estudiantes de la UCM en Madrid conozcan la opción de matricularse en esta asignatura https://www.ucm.es/estudios/grado-asignaturastransversales-plan-808515, y que así hagamos posible que se conforme un nuevo grupo donde reiniciar el camino este próximo curso también (¡y que nos lleve donde sea que lleguemos juntas!)]

Etiquetas:

jueves, julio 02, 2020

Leyendo (XII): Lo que nos sale del útero (wow)

Lo que nos sale del útero 
(María Alonso Suárez)
⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️ (5/5)

Wow, este libro. En una palabra para describirlo diría esa, solo wow. BOOM. O vínculos. O feminismos. O maternidades. O cuestionarse. O vida. Humores, amores. Y ya van muchas más de una palabra, claro.

Este es el primer libro de la autora (espero que de unos cuantos más que vengan). Es difícil que un solo libro, una novela, reúna tantas cosas chulas, diferentes muestras artísticas, todas logradas. Desde las fotografías iniciales con encuadres cotidianos que recuerdan a úteros; esos títulos de cada capítulo que por sí mismos te hacen un poema si los lees todos seguidos; la novela en sí, capítulo a capítulo, con un traslado del lenguaje oral al escrito que choca y a la vez, boom, ¿por qué no vamos a subvertir la estructura literaria, si queremos subvertir la Academia, las etiquetas relacionales, el eje locura/cordura, el amor romántico y la heteronormatividad, el mundo mismo y sus rigideces y estrecheces marcadas...? También las acuarreglas del final, pinturas con las que sigue hablando de úteros, vínculos, redes, vidas, tejer... con la misma sangre que le sale del útero. La falsa biografía de la autora ya en las últimas páginas (spoiler: no ha esperado a cumplir 50 para sacarnos carcajadas). Las recomendaciones feministas. Wow, insisto.

La historia que cuenta este libro tiene pilares que nos atraviesan vitalmente a muchas de nosotras. Entre esos ejes:

➡️ Vínculos, amores, amistades, tribu, etiquetas que aclaran o confunden, cajas rígidas, amores románticos y pasiones y daño y relaciones de poder que no vemos, o que sí pero no señalamos, o que también, pero nos lo vuelven en contra, que menudas histéricas somos...
➡️ Maternidades, y sí y no y vuelta a empezar, y embarazos que no llegan, y procesos de fecundación asistida con dudas feministas de por medio, y con costes-precios ¿asumible/inasumible? -no solo económico pero también-; y si será demasiado tarde, o implicará X renuncias, y por qué querer ser madre y por qué elegir no serlo, y con quién o entre cuántas emprender ese viaje, sea cual sea de ellos...
➡️ Locura, poder y abusos de poder. Estar loca como insulto para acallar a las mujeres, estar locas como realidad que nos pone en riesgo de ver vulnerados nuestros derechos, estar loca como identidad en los activismos que se reapropian la palabra. Ser profesional de salud mental siendo consciente del daño que casi siempre multiplican los propios profesionales, del propio daño dentro, de las grietas en el sistema que ojalá lo derrumben. Cuestionarse dónde estar y dónde sumar, si desde dentro, en los márgenes, en todas partes.
➡️ Feminismo, feminismos como proceso personal y colectivo, las gafas violetas que nos cambian la mirada cuando por fin nos las ponemos. Ser buena, mala o regular feminista; qué hacer con los feministos; esperanza y desesperanzas en los hombres que se revisan y no, y sí y menos mal que sí. Sororidad como fuente, como estrategia, como herramienta, aprendizaje y regalo. Humores y amores también como fuente, estrategia, herramienta, aprendizaje y regalo.

El libro camina por todos esos lugares y más. En algunas páginas, carcajadas; en otras, ojos empañados. En otras más, referencias sobre otros libros, o docus, o autores y autoras de los que ahora me apetece buscar. Otras páginas del libro, muchas, te devuelven un reflejo: relaciones de maltrato, sostenerse entre amigas, el tic-tac del reloj biológico, dolores corporales gritando heridas biográficas que te niegas, un grupo de terapia, otra amiga embarazada (¿y yo, y yo qué?), tejer redes, construir amores, habitar el mundo de otra forma, hacerlo cambiar al habitarlo distinto. Reír, llorar, emocionarse, tocar, cuidarnos, disfrutar, defendernos. Poner un "juntas" detrás (¡y delante!) de cada uno de esos verbos. Tejer-tejer-tejer.

He disfrutado infinito y más allá de este libro. Os lo regalaría a tantas. Ojalá os lo podáis regalar, a vosotras, entre vosotras. Ojalá pronto en bibliotecas públicas, de centros sociales, en clubs de lectura, en charlas y mesas redondas y debates y jornadas sobre feminismos, amores, vínculos, maternidades, locuras. Ojalá un recorrido largo-largo para este libro-tesoro.

(No pretendo ser objetiva en ninguna de las reseñas que voy haciendo por aquí, en todas comparto impresiones y sensaciones 100% subjetivas, personales, intransferibles... En esta, por supuesto también, y entre esas sensaciones está también el orgullo y la alegría por el vínculo bonito y los caminos que he compartido con María, la autora -y un último ojalá: ojalá que estén muchos más viajes juntas por venir).

(María leyendo un extracto del libro)

Para comprar LO QUE NOS SALE DEL ÚTERO en TodosTusLibros, plataforma de librerías independientes 

Etiquetas:

martes, junio 30, 2020

Leyendo... (XI): Tristeza. Manual de Usuario (¿y si te perdiésemos el miedo?)

Portada de "Tristeza. Manual de usuario", de Eva Eland

Tristeza. Manual de usuario (por Eva Eland
⭐⭐⭐⭐⭐ (5/5) 

En este precioso cuento infantil, la autora Eva Eland construye con sencillez una metáfora para todos los públicos sobre la presencia de la tristeza entre nuestras emociones, un sentimiento que en nuestra cultura tenemos tendencia a ocultar y negar (como otras emociones que consideramos "negativas") pero que sin duda es también parte de nuestras vidas. 

En un mundo que parece exigirnos productividad y felicidad 24/7, es un soplo de aire fresco encontrar esta pequeña y tierna historia que habla de poder dejar de ignorar nuestro dolor y tristeza, de darle un espacio y de que si empezamos a prestarle atención, aceptarla, abrirle la puerta y conocerla; a escucharla para saber qué tiene que decirnos... quizá entonces podamos dejar de temerla, no sentirla más como un tsunami invasor que nos arrasa, dobla y vence.

El dibujo tierno, limpio, suave; los colores en blanco y negro y de un verde claro para la tristeza dibujada en otra figura que necesita saberse bienvenida (no temida ni escondida) para poder seguir su camino; el texto, apenas una frase de pocas palabras en cada par de páginas... todo se engarza a la perfección en esta pequeña historia. He disfrutado mucho del cuento, es de esas joyas chiquitas que una vez leído de la biblioteca u online, quieres intentar sumar físicamente a tu librería personal y poder volver a siempre que quieras (o quizá cuando llame la tristeza a mi puerta, para leerlo juntas). 
____________________ 


Etiquetas:

viernes, junio 26, 2020

Presentación de la Antología sobre Amores Subversivos

El próximo martes despedimos junio con la presentación de la Antología AMORES SUBVERSIVOS, en cuya convocatoria participé hace varias semanas y entre cuyos contenidos figura el textito que escribí.

Cartel de la presentación de la antología Amores Subversivos
(más información en el teléfono 914802508 o e-mail elenaarnedo3@madrid.es)

La presentación (virtual por exigencias del guion postapocalíptico que vivimos) está abierta a todas las personas interesadas: autoras, autores y participantes en la convocatoria, vecinas del barrio del Espacio de Igualdad Elena Arnedo y vecinas de otros tantos barrios, trabajadoras en Espacios de Igualdad, escritoras en ciernes, vínculos y afectos que podáis querer asistir... En el cartel de arriba viene el enlace de la plataforma ZOOM que se utilizará, así como la contraseña de entrada en la sesión.

Yo espero que se alíen los astros (¡ojalá!) para que el lunes consiga descansar por la noche y a las 12h del martes no esté sumida en uno de mis dramas imprevisibles, y pueda conectarme y "asistir" a la presentación. Tengo ganillas y me hace un poquito de ilusión. El proceso de escritura del pequeño ¿cuento, relato, historia, texto? que presenté me ayudó a mirar al futuro algo más esperanzada, justo cuando me hacía mucha mucha falta esa esperanza. Se me estaba escapando entre los dedos y sus guantes de plástico, manos enguantadas para salvarnos de los peligros que trae la Nueva Normalidad (los que trae en forma de coronavirus, claro; los de la pobreza, el aislamiento social, la discriminación, la vulneración de DDHH, la soledad impuesta, la medicalización y patologización de la vida cotidiana, la precariedad, la explotación laboral, las violencias institucionales y sistémicas... esos peligros ya estaban antes y no importaban, así que qué van a importar ahora, con un enemigo tan visible como este virus que bien situado bajo los focos se lleva todas las miradas, los minutos en el noticiario, las portadas de los periódicos, los titulares en prensa y hasta las conversaciones de wassapp). 

Ahora, releer el texto que presenté (titulado, así nada grandilocuente 🙈 "Un mundo nuevo llama a la puerta") me hace reconectar con ese "Yo" más esperanzado, constructor de futuros habitables junto a mi gente, mi red, vosotras. Y ojalá esa esperanza que a mí me trae pueda llegar también a quien lea esta pequeña antología que verá la luz enseguida (puestos a pedir ojalás, ojalá también con algunos ejemplares en papel) y que se presenta (o si la salud me lo permite -he perdido la cuenta de cuántos ojalá llevo en este post-: presentamos) este martes 30 de junio a las 12h, vía ZOOM.

Nos vemos ahí, más ojalás mediante.

Etiquetas: , ,

jueves, junio 25, 2020

Sobremedicación impuesta (1996-2017)


Título: Sobremedicación impuesta (1996-2017)

Más de 20 años con una sobremedicación brutal a base de psicofármacos (antipsicóticos, antidepresivos, estabilizadores del ánimo, ansiolíticos / hipnóticos...)

SIN recibir información
SIN poder elegir
SIN reconocer ni dar importancia a los efectos secundarios


¡(SOBRE)Medicada desde mis quince (15) años!



Listado incompleto(*) e invivible:

Valdoxan (agomelatina) / Prozac (Fluoxetina, cápsulas y comprimidos) / Cymbalta (duloxetina, cápsulas) / Seroxat (Paroxetina) / Esertia (escitalopram) / Rexer (mirtazapina) / Deprax (trazodona) / Xeristar (duloxetina) / Vandral Retard (Venlafaxina)

Clopixol Depot (inyectable de liberación prolongada, zuclopentixol) / Clopixol Acufase (inyectable, zuclopentixol / Cisordinol (inyectable, zuclopentixol) / Haloperidol (gotas) /Nemactil (periciazina, gotas) / Largactil (clorpromazina, gotas) / Invega (paliperidona, comprimidos) / Zyprexa (olanzapina, pastillas bucodispersables) / Abilify (aripiprazol, pastillas) / Psicotric (Quetiapina)

Dalparan (zolpidem) / Orfidal (Lorazepam) / Loramet (Lormetazepam) / Noctamid (Lormetazepam) / Valium (Diazepam) / Tranxilium (clorazepato dipotásico) / Sedotime (ketazolam) / Trankimazin (Alprazolam) / Lexatin (Bromazepam)

Trileptal (oxcarbazepina)

Plenur (carbonato de litio)




Lo que le habéis hecho a mi cuerpo y mi mente entre...

pastillas comprimidos cápsulas gotas inyectables
Glaxo Smith Kline Lilly AstroZeneca Merck Sanofi Novartis Roche Servier Pfizer Janssen Sanofi-Aventis


...nunca debió permitirse.

¿Cómo sería YO sin este pasado farmaco(i)lógico?


#Psistema
#AbusoDePoder
#Sobremedicación
#PsiquiatríaPatriarcal
#IndustriaFarmacéutica
#NoEraPerezaEraSobremedicación
#NuestraSaludVuestroNegocio
#LaSaludNoEsUnNegocio
#Desmedicalización
#Deprescripción
#FarMafia 
 ⇒ farmacéuticas como empresas privadas que priman su negocio y rentabilidad por encima de nuestra salud.

(*) Conseguir mi historial clínico psiquiátrico completo, aunque he hecho varios intentos, no me ha sido posible nunca. Me dan antes informes y pruebas de los años 80 en otras especialidades (¿con menos que ocultar, quizá?) que mi historial psiquiátrico (propio, me pertenece) donde figuren los tratamientos diversos y abusivos que me fueron pautando junto a los efectos secundarios que fui presentando (desde alteraciones en el movimiento, hormigueos constantes, pérdida de fuerza en extremidades, retirada de la regla por subidón de prolactina, aumento de peso, alteraciones metabólicas, problemas bucodentales, alteraciones en el sueño por exceso o por defecto al iniciar la retirada de medicación, ausencias y lagunas en la memoria...). Tampoco logro cotejar con mi historial las veces que me fueron ingresando, ni todas las ocasiones en que fui atada y maltrAtada en sus unidades de encierro.

Reconstruir mi vida con las obvias lagunas que crea haber estado años y años con dosis altitas de los medicamentos reunidos en el listado (que solo son los que he sido capaz de recordar o de encontrar en mis propios escritos) se vuelve así un más difícil todavía, como el equilibrista en el circo al que en su paseo por la cuerda floja le añaden cinco, seis, no: ¡siete! mazas con las que hacer malabares. 

En mis deseos, uno sobresale fuerte: ojalá poder denunciar lo que me hicisteis desde esos espacios que debieron ser de cuidados y en cambio fueron de maltrato y violencias. Ojalá tener fuerza para señalarlos no solo públicamente sino para llevarlos a un juzgado y si ahí cerrasen también los ojos, como hace la sociedad, subir de escalón y denunciar más arriba, más arriba, más arriba. Ojalá tener el dinero y sobre todo la capacidad emocional de soportar ese desgaste durante el previsiblemente largo proceso judicial -el sistema se sostiene a sí mismo, ya sabemos-, pero conseguir que os empapelen, conseguir cambios legales y que un puñado de vosotros, profesionales de salud mental, os vierais forzados a dejar esta profesión en la que elegís acompañar nuestra vulnerabilidad con más violencias. Ojalá, aunque la Justicia a mí me llegase tarde, llegase a tiempo para tantas de mis compañeras hoy todavía indefensas en vuestras manos y en las del psistema podrido, violento, coercitivo, opaco. 

Por mí, por ella, por todes: basta ya.

Basta de pautas farmacológicas sin sentido como las que tuve durante más de 20 años; basta de violencias e imposiciones en psiquiatría; de tapar bien abajo el daño con pastillas que nos impidan hacerle frente; basta de correas, de inyecciones, de coerción y abusos de poder; basta de miedo y sumisión; basta de necesitar impulsar colectivamente estrategias de supervivencia frente a vosotros, nuestros "cuidadores" y/o terapeutas. Basta de que seáis un problema añadido en nuestras vidas, ¡como si no tuviéramos ya bastantes!

Basta ya. El miedo tiene que cambiar de bando.
Y, ¿sabéis? ...ya empieza a hacerlo.

Etiquetas: ,

sábado, junio 13, 2020

Respira (there is still hope)


MAYAHUEL: "Círculo de maguey", Diosa del maguey pulquero. En la mitología nahua-mexica formó parte de las diosas relacionadas a la tierra, la fertilidad y la maternidad, y fue protectora del parto. Como diosa lunar se le representa con 400 pechos para amamantar a los humanos con su pulque y con una planta de maguey en floración. Así, fue ella la inventora del proceso para obtener el pulque del maguey, bebida ritual que se ofrendaba a los dioses. Para las mujeres que nacían en el signo que presidía, Ometochtli, Dos Conejo, había malas predicciones. Se le asoció con el conejo porque ese roedor, que es muy prolífico, suele hacer madrigueras debajo de los magueyes.

(Extraído del Cuaderno para iluminar Dioses Mexicas, de Corinna Rodrigo Enríquez)


Respira.

Elige un dibujo del cuaderno.

Respira.

Elige un color del estuche.

Respira.

Colorea un huequito.

Respira.

Mira la hoja.

Respira.

Colorea otro huequito.

Respira.

Elige otro color.

Respira.

Colorea más huequitos.

Respira.

Mira la hoja.

Respira.

Lee la historia de esta Diosa.

Respira.

Colorea.

Respira.

Retoca.

Respira.

Recuerda.

Respira.

Respira.

Respira.

Hazte un pequeño círculo mental de calma en el que puedas no pensar, no cuestionar, no juzgar ni juzgarte, no hacer. Date cuenta de que este párrafo parece escrito por una practicante de yoga y/o mindfullness poseída por Paulo Coelho.

Reniega de ti.

Ríete de la ironía.

Retoca (al menos habías escrito mal mindfulness, poniéndole doble ele... aún queda esperanza).


Respira.

Ríete.

Respira.

Ríe.

Respira.

(son)Ríe.

Respira.

Respira.

Respira...

(...y deja de escribir)

Etiquetas: ,

viernes, junio 12, 2020

Las canciones que nos salvan de la mierda (III)

Este disco (Unidas y Diversas, del grupo Caña y Media) me está salvando los días cuesta arriba de junio. Especialmente las dos primeras canciones, que están en mi cabeza en bucle. Ojalá verles en directo en algún momento del futuro gris que se nos viene encima, para los días en que consigamos ponerle algo de color.


Porque unidas somos mucho más,
combatimos con fuerza.
Tocan a una, gritan las demás:
¡no aguantamos más mierda!

La sororidad es la piedra angular
del feminismo;
no vamos a dejar que caiga una más
en este circo.

Que nos empiecen a tener respeto,
si nos atacan, ¡escupimos fuego!

Y no tendremos que tener más miedo;
iremos juntas a luchar...

Etiquetas: