sábado, abril 23, 2005

Al límite

Constant Death, de Tuxedomoon

Superada.

Semana de angustias, lágrimas, cabeza descontrolada y fuerzas perdidas. No consigo escribir, el trabajo deja de ser refugio porque no hay lugar donde esconderme de mi mente, con más armas que nunca gracias a caníbales que disfrutan devorando mi hígado, como en la fábula. El castigo no cesa, no hay más lágrimas que llorar, y la certeza de que manyana llegará otro día se convierte en una losa mucho más pesada de lo que puedo cargar.

Estoy agotada.

No aguanto.

Me rompo.

[Imagen "Constant Death", de Tuxedomoon, en Deviantart]

[Escuchando a una cabeza que ha traspasado sus fronteras]

8 Susurros:

At 23 abril, 2005 18:19, Blogger mazamarroque escribió...

Oye, tu, me da a mi que a vamos a tener que mandar a esa cabeza al destierro ...

 
At 23 abril, 2005 18:48, Anonymous eva y el sol escribió...

Antes que nada, gracias por visitarme,y concuerdo la piel no se olvida...
Voy a leer tu blog con detenimiento, ya este primer post,me movió,será que también estoy en carne viva...

 
At 23 abril, 2005 20:09, Blogger marrakech escribió...

gacela cielo... Y ¿que tal una escapadita cerca del mar y a lo demás, que le den?...

 
At 23 abril, 2005 20:11, Blogger Pirri escribió...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 23 abril, 2005 21:03, Blogger Jim escribió...

Gacela, estás agotada. Pero no te rompas. Aguanta. Si esos caníbales de los que hablas disfrutan devorando tu hígado, no les des más poder. Sácalos de tú mente, sólo tú puedes habérlos metido ahí. Si son fieras salvajes, lo inteligente es apartarse de su camino. Necesitas darte unas vacaciones de todo esto.

Dar consejos es muy fácil. Sólo te puedo decir: las cosas cambian. Mientras tanto, no te rompas.

Un beso muy fuerte.

 
At 24 abril, 2005 12:23, Blogger Isthar escribió...

Mi niña... se me parte el corazón de verte así, lo sabes, me duele como si fuera en carne propia.

Estoy harta de este destierro, de esta condena, de esas lágrimas que te inundan y devoran. ¡¡No te hundas cariño!! Ya sé que no está siendo nada fácil y que las fuerzas se agotan de tanto intentar luchar, pero no desistas, no te rompas, no caigas y creas que lo tienes todo perdido.

No voy a dejar que sigas condenada, que cada uno asuma su responsabilidad y tu puedas comenzar a respirar de nuevo. Te prometo que voy a hacer lo imposible por conseguir que las aguas vuelvan a su causa, te lo prometo.

Te quiero mi niña, te quiero muchísimo.

 
At 24 abril, 2005 18:39, Blogger Nepomuk escribió...

Bueno...leerte algo más "sólida" entre el barco de Jim y mi naufragio, calma mucho la cosa.
Con lo bien que huele en el Parque del Oeste en Abril...

 
At 25 abril, 2005 00:54, Blogger Pirri escribió...

Venga animo, que no estas sola. ¿vale?

Besitos

 

Publicar un comentario

<< Home