lunes, noviembre 07, 2005

Tapándome los oídos

El otro día leí un post interesante en el blog de Bereni-c, donde hablaba de lo que representan las imágenes que escogemos para identificarnos aquí en la blogosfera. Los avatares. Ella explicaba el origen de la suya, y yo estuve reflexionando un poco sobre el origen de la mía a raíz de leer su texto.


Como sabréis la mayoría, es un extracto del cuadro "El grito", de Munch. El cuadro suele relacionarse con la angustia del hombre, con el inconformismo, con la rebeldía y el sufrimiento. Pero yo no escogí mi avatar tanto por eso, sino por mi lectura personal. Lo que más me llama la atención no es el grito en sí... sino que quien grita se tapa los oídos. No soporta escucharse. No soporta su propio grito...

Y, bueno, supongo que eso de alguna manera me refleja, o refleja lo que sentía al iniciar este blog. La sensación vivida muchas veces de tener un grito a punto de salir de mis labios, y que guardo porque si lo soltara seguramente sería enorme, ha tenido mucho tiempo para crecer y hacerse fuerte en mi interior... llevo tanto tiempo guardándolo, guardando tantos gritos que nunca encontraron el momento oportuno para salir al exterior, que el resultado no puede oírse, no debe oírse.

Y de ahí el blog: gritando en silencio. De ahí la necesidad de crear un espacio donde sí pueda gritar, pero que -casi- nadie de mi entorno conoce. Porque aquí puedo gritar si me place, pero son palabras para mí, para nadie, o para ti que las lees y no me juzgas por ellas -o si lo haces... quizá aquí no me importa-.

Primero tenía la boca cerrada, y no me daba miedo a mí misma. Un día empecé a gritar, aunque fuera en este pequenyo mini espacio, y tuve que taparme los oídos, asustada de lo que había en mi cabeza y pugnaba por salir. Y a fuerza de oírme, creo que voy acostumbrándome al sonido de mi voz, y ya no me da tanto miedo. Puede que poco a poco aprenda a destaparme los oídos, a convivir con mis gritos, a dejarlos salir más a menudo de forma que cuando lo hagan no tengan ese ansia tras verse encerrados demasiado tiempo.

Y los demás? Qué dice de vosotros la imagen que escogisteis para definiros?

13 Susurros:

At 07 noviembre, 2005 21:24, Blogger Deyector escribió...

Si consigo sobre ponerme a la desidia y cerrar el grifo de la mala leche es posible que tome el testigo, lo apunto

 
At 08 noviembre, 2005 00:35, Blogger Bereni-C escribió...

plas plas plas
precioso, Gacela.
Y el cuadro también, me fascina, no puedo dejar de mirarlo.

 
At 08 noviembre, 2005 10:36, Blogger Isthar escribió...

Sin duda es una elección acertada, sobre todo porque es así como te sentías, como te sigues quizá sintiendo a veces...

Lo que más me gusta es tener la certeza de que cada día te cuesta menos gritar al mundo, acostumbrarte a que tu voz también puede sonar así, desahogarte... y después volver a reir.

Algún día seguramente este avatar dejará de tener tanto sentido porque ya no necesitarás taparte los oídos ni gritar en silencio ;)

Un beso enorme mi niña :)

Muackssssssssssssssssssssssssssss

 
At 08 noviembre, 2005 17:42, Blogger terminus escribió...

¡¡¡ Y LO AGUSTO QUE TE QUEDAS !!!
Cuando tienes ganas de romper, te subes a un alto y gritas con todas tus fuezas hasta que te duele la garganta. Si no te oyen, bueno. Pero quien te oiga, otro día se cuidara te ponerse en tu camino.

Chao

 
At 09 noviembre, 2005 13:26, Blogger Manuel Gallardo Fuentes escribió...

hola...
yo elegí mi foto como avatar. No esque me agrade especialmente mi rostro, más bien me interesa decir este soy yo, firmar con nombre y cara, de algún modo es romper la barrera del anonimato y hacerse cargo, en términos absolutos, de cada palabra y cada gesto.
Me gustó mucho tu blog...

 
At 09 noviembre, 2005 15:15, Blogger Nepomuk escribió...

A mí me da miedo.

Yo a ti te pondría de avatar a Clara, la amiguita de Heidi. Con ese lacito de mariposa y ese pelo de mantilla española.

Ayquemonaestarías... (me estoy metiendo en un juego peligroso, lo sé, lo séeeeeeeee....)

 
At 10 noviembre, 2005 09:03, Anonymous Paulita escribió...

Mi avatar es parte de una foto mía. La elegí porque muestra dos de mis facciones más caracteristicas: los dedos y los labios. (El resto es más o menos del montón)
Mis dedos son largos y huesudos, apenas tienen casi fuerza, son algo que demuestra una cara de mi: la débil. Mis labios no son ni demasiado carnosos, ni demasiado finos, muestran el equilibrio que lucho por mantener.
Y el azul de la foto es mi color, el color del cielo y el agua, el color de mis lágrimas, el color de mi soledad, el color de mi alegria, el color de mi vida.

Besitoss

PD: Me ha gustado este meme, :)

 
At 10 noviembre, 2005 15:48, Blogger Pilix Forever escribió...

Yo también soy "fan" de ese cuadro de Munch... en cuanto a lo de justificar mi avatar... sería un poco absurdo, creo.

 
At 10 noviembre, 2005 18:13, Blogger Zifnab escribió...

Casualmente tu avatar ha sido la razón de mi viaje por estas tierras y es tu avatar lo que explicas y me gusta lo explicado, porque tiene sentido y porque lo escribes muy facil

Se feliz.

 
At 11 noviembre, 2005 14:33, Blogger capitan escribió...

ese cuadro es bien expresivo.

 
At 23 noviembre, 2005 04:01, Anonymous arlene escribió...

OYE ESTO ES UN POCO IMPORTANTE EL DIBUJO QUE ESTAS USANDO DEL AZUZEPHRE EL QUIERE KE LO SAQUES POR FAVOR.....OSEA KE NO LO USAI MUCHAS GRACIAS ;)

 
At 26 noviembre, 2005 23:19, Blogger Schreck escribió...

¿Por qué?, bueno, porque yo soy Schreck, ¿o no?; bueno, al menos eso creo, que soy Schreck, o sea, Nosferatu, el de la sinfonías de las grauens, aunque en realidad, si nos ponemos a hablar en serio, te diré que lo elegí para que cayeras, para que cayérais todos, cuantos más mejor, y me entregáseis algo de vuestra sangre... aunque no sé si eso es muy serio, aunque desde luego está fuera de toda teología y geometría, lo cual, está claro, mola bastante...

Un saludo carótido.

 
At 30 noviembre, 2005 10:53, Blogger The Lone Whistler escribió...

Yo antes tenía una tormenta sobre la ciudad: descripción simultánea de mi interior y mi exterior.

El de ahora me representa mejor, estado de ánimo cambiante a cada segundo. Al igual que tú, a veces me da miedo, no me atrevo a contar, pero aquí es mucho más fácil. Y lo mejor de todo: sentirte acompañado.

 

Publicar un comentario

<< Home