jueves, septiembre 30, 2010

Bicicleta cuchara manzana


Hace ya algún tiempo, me enteré de que Terry Pratchett, un escritor que no sólo me entretiene y me ha hecho reír muchísimo, sino que admiro bastante, tenía Alzheimer. Recuerdo haberle leído noticias que recogían sus declaraciones, en las que venía a decir que tenía Alzheimer, pero no estaba muerto. Lo he recordado al ver el tráiler del documental que encabeza el post, “Bicicleta cuchara manzana”, del director Carles Bosch, que ha seguido de cerca a Pasqual Maragall (el que fuera alcalde de Barcelona y presidente de la Generalitat de Catalunya) durante dos anyos, desde que le diagnosticaron Alzheimer en otonyo del 2007.

Sólo puedo sentir admiración por alguien como Maragall, que, diagnosticado de una enfermedad por el momento incurable, opta por no rendirse y luchar contra ella (esa lucha es la que se refleja en el documental, la suya y la de su entorno, familiares y médicos). No rendirse a la pérdida de recuerdos como arena entre los dedos, no encerrarse en casa lleno de miedo al futuro, no declararse vencido antes de tiempo.

Como dice el realizador en una de las entrevistas que se le han hecho por su documental (que se estrenó en el reciente Festival de San Sebastián), morimos cuando nuestros recuerdos mueren, aunque sigamos respirando, aunque sigamos levantándonos cada manyana. Pero sin nuestra identidad, estamos perdidos. Por eso, a mí me dan un miedo cercano al pánico enfermedades como ésta, que te dejan sin recuerdos, te roban a bocados la identidad; y admiro a quienes, como Pratchett, Maragall, y tantos luchadores sin nombres, no se resignan y se revuelven, peleando cada minuto sin rendirse y encontrando momentos en los que seguir disfrutando rodeados de su gente.

El documental “Bicicleta cuchara manzana” se estrena manyana 1 de octubre en cines de diversas ciudades del país. En Madrid, se podrá ver en los cines Verdi y en los Princesa. A mí el tráiler me ha dejado con ganas de más…

[Web oficial de Bicicleta cuchara manzana]

[Web de la Fundació Pasqual Maragall "Alzheimer Internacional", para la lucha contra el alzheimer]

6 Susurros:

At 30 septiembre, 2010 23:45, Blogger Ardid escribió...

Yo tengo familiares cercanos que luchan día a día contra su enfermedad, no ésta. Es duro ver cómo acabas siendo la sombra de lo que antes eras.

 
At 01 octubre, 2010 00:34, Blogger Yess escribió...

A mi me aterroriza la idea.
Ojalá que pronto existan formas de evitar algo tan terrible, y la verdad es mejor afrontar las cosas con valor, uno no puede más que esperar que les sea más o menos llevadero, y eso, que la cura se pueda determinar pronto. Y eso es horrible, cuando uno no puede hacer nada más que apoyar moralmente y ser optimista.

 
At 01 octubre, 2010 21:50, Blogger Ángela♥ escribió...

Yo tambien he visto un reportaje en la tele sobre esas tres palabras y el alceimer.
Te leo, tú blog me encanta.

 
At 05 octubre, 2010 12:55, Blogger LastChild escribió...

Uff..
Las enfermedades neurodegenerativas son tan crueles que cuando te diagnostican, te permiten saber de antemano con todo detalle lo que te va a ocurrir y cómo acabarás. Con enfermedades como el alzheimer sabes que tus recuerdos te abandonarán poco a poco. Que todo lo que llevas dentro, tu Yo, tu esencia, se marchará y te dejará irremediablamente solo y vacío. Solo quedaréis tú y una enorme incógnita que te hará compañía el resto de tus días.
En otras enfermedades neurodegenerativas, sin embargo, tus recuerdos y tu intelecto permanecen intactos, para que puedas observar con todo detalle el deterioro de tu cuerpo sin poder hacer nada por evitarlo. Y te preguntas por qué. Y no hay respuestas. Solo que te ha tocado una lotería, y debes asumir esa "injusticia", con dolor, pero sobretodo aprovechar al máximo el tiempo que se escapa como arena entre los dedos.
Hay tanto por hacer... y el tiempo, implacable, tanscurre.

Un beso.

 
At 06 octubre, 2010 02:15, Blogger Matías Daille escribió...

alzheimer... que duro sentir como todo lo que sabes lo que anelas y amas se va, se te escapa y no corres lo suficiente rapido como para volver a alcanzar esos recuerdos, me recuerdo de un par de enfermos terminales, sus miradas, como diciendo adios, con la pero con su personalidad golpeada pero intacta.

Y no hay incognitas sobre la dureza de la situacion y las opciones en q partes, si viendo como decaes paso a paso o cada vez siendo menos conciente de que tu esencia se evapora. Aceptar y luchar, siempre eso es la mejor opcion.

 
At 06 octubre, 2010 23:07, Anonymous Jesús Garrido escribió...

te cuento, soy un admirador de esos absurdos vídeos que se cuelgan en los blogs interesantes de lectura como este que hacen que vaya todo lento y ni leas ni veas.

 

Publicar un comentario

<< Home