viernes, mayo 14, 2010

Reencuentros (II)

Primero fueron los nervios, como siempre. Luego, los distintos encuentros que he ido teniendo esta semana. Y, sorprendentemente, todos me han dejado un buen sabor de boca.

Dos de ellos fueron con antiguos amigos, amigos de esos que el tiempo y las circunstancias -y quizás lo que quedó por hacer, o lo que se hizo demasiado- había ido alejando. Al aparecer en la ciudad un amigo común, nos reencontramos, y por momentos parecía que el tiempo, todo ese tiempo que me pesaba tanto, no había existido. La conversación fluida, las risas abundantes, el ponernos al día... todo salía como tenía que salir, pero justo como en mi cabeza no había pensado que podría salir. Bien, simplemente bien.

Recuerdo que en un momento dado yo casi saco a relucir el pasado, ese pasado que nos había ido separando y en el que probablemente mis equivocaciones fueron las que lo hicieron todo más complicado. Pero con la mano, él apartó de golpe todas esas diferencias, todos los reproches, todo lo que pudiera haber enmedio de nosotros y dijo que el pasado ahí estaba, en el pasado, y que ahora estábamos en otro momento, construyendo otras cosas. Y fue un alivio enorme.

Quedamos en mantener más vivo el contacto, en vernos próximamente, en simplemente mandarnos un mensaje un sábado y ver si teníamos planes.

Fueron dos grandes (re)encuentros, por los que no debí haber estado tan preocupada, pero ya sé, ya sabéis, que soy incapaz de no anticipar, de no preocuparme de antemano. Y eso aun sabiendo que preocuparse tanto, anticipar tanto, no tiene sentido. Porque si luego las cosas salen bien, habrás estado preocupada sin motivo, te habrás llevado un disgusto innecesariamente. Y si las cosas salen mal, como preveías, habrás perdido tantas fuerzas en el previo, que apenas te quedarán para poder afrontar el momento difícil.

Y me encuentro mejor, aunque sigue habiendo pasos importantes que sigo teniendo ahí en la pila de pendientes, como un libro al que no me he atrevido a acercarme. Alguno me espera de forma casi inmediata, o eso espero, espero ser lo suficientemente valiente como para dar el paso en breve... aunque nunca sé, nunca sé si mis fuerzas serán bastante, si podré, si seré capaz. Pero esta semana sé que estoy más fuerte que la anterior, y espero que la próxima también esté más fuerte que ésta. En fin... seguiremos informando.

8 Susurros:

At 14 mayo, 2010 19:42, Blogger LastChild escribió...

Me encanta cuando las conversaciones fluyen y todos los fantasmas se alejan. Yo también me he reencontrado con alguien de mi pasado (muy lejano) y aunque no me he atrevido a escribir en profundidad acerca de ello, he sentido como mío parte de tu relato.

Me alegro mucho de que este post sea distinto al (I).
Un abrazo.

 
At 16 mayo, 2010 05:53, Blogger MarAT escribió...

Hola nena! pues soy tu seguidora desde hace un tiempo...y sabes...tengo una preocupación...y es que te leo y me leo a mí misma...cómo es que suppiste dónde encontrar ayuda? y cuándo lo supiste...porque a veces no se tiene el valor de pedirla...pero siempre es muy necesario...saludos.

 
At 17 mayo, 2010 09:31, Anonymous Mónica escribió...

Te leo y como otros y otras me identifico con tantos sentimientos y emociones...aunque cada persona es un mundo. Yo tengo miedo a los reencuentros, me siento incapaz de afrontar que una palabra, un gesto o una mentira de esas que decimos sin maldad pueda hundirme. Estoy completamente paralizada ante la realidad del mundo, al menos, de la que percibo. Sólo te conozco por tus escritos y a veces creo entrever algo similar en ti. Me alegro muchísimo de que encuentres "tiempos","momentos" en los que tu mundo no te engulle.
Un abrazo.

 
At 17 mayo, 2010 23:22, Blogger ailec escribió...

Por fin encuentro personas que necesitan expresar en palabras los sentimientos que ahogan. Es bueno tener un rincón donde podamos ser nosotras mismas.

 
At 18 mayo, 2010 11:25, Blogger Tere escribió...

Como si no existiese el pasado, a veces la distancia solo la hacemos nosotros y el tiempo solo se encarga de medirla; me alegro de tus (re)encuentros

 
At 20 mayo, 2010 06:41, Blogger Caminante escribió...

deja de esperar.. y despliegate :) también he pasado demasiado tiempo esperando.. esperando.. esperando.. no hay forma más fácil de desperdiciar el presente que viviendo del futuro...

hace tiempo que no pasaba por acá.. muchos saludos y espero visitarte más seguido!

Caminante. ex cajitas de soles
ahora: http://replieguesydespegues.blogspot.com

 
At 24 mayo, 2010 21:59, Anonymous Anónimo escribió...

Te quiero como si te conociera! (que loco no?)

 
At 24 mayo, 2010 23:50, Blogger flamin escribió...

reencontrarte con personas que compartieron tu pasado, aunque solo sea con un saludo siempre da un toque enigmatico a los dias.
Cuando me topo con un amigo antiguo, siento como si mi yo anterior, la de esa epoca en que lo conoci emergiera por un momento, se llenara de luz y se volviera a hundir, pero siempre dejando algo de su escencia en mi mente..
Te leo desde hace muy poco y me gusta mucho tu blog un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home