martes, septiembre 14, 2010

Postales VI: Gacela en tierras astures (y cántabras)

Gacela en Asturias

Gacela a contraluz, en una de las mini-cuevas de nuestra playa

Ahora sí, la debida entrada de las vacaciones, esa semana que nos escapamos en agosto:

Esta vez, sin casi tiempo para pensárnoslo, nos encontramos con que ya era agosto, el único mes que teníamos para disfrutar de alguna semana de vacaciones, y teníamos que decidirnos rápido. No pensábamos salir fuera del país, y acabamos tirando para el norte.

Si echo la vista atrás, hubo tiempos en que Asturias dolía y me prometí no pisar ese lugar... por suerte, porque es una tierra encantadora, superé el danyo que me hacía y no sólo eso, pude convertir ese dolor en amistad, algo de lo que aún hoy sigo orgullosa. Y como a veces rectificar es de sabios, mi promesa hoy es papel mojado y ya es la tercera vez que piso tierras astures. Pero divago... lo que quería decir es que no tardamos en pensar en Asturias como nuestro destino, incluso ya conociendo algunos de sus pueblos no nos importaba repetir. Mirando por la zona oriental de la Comunidad, encontramos un hotel que nos gustó en el mismo pie de la playa de La Franca, muy cerquita también de Cantabria (genial, así podíamos ir también allí y conocer algún sitio nuevo). Y allá que nos fuimos.

Playa de La Franca

La playa de La Franca, entre grutas y acantilados...

Hemos podido disfrutar de un tiempo espléndido, menos un día que nos llovió un poquito (a ratos lluvia fuerte, a ratos finita-finita, ese orbayu del que hablan). La playa a la que daba el hotel era una gozada, aguas limpias y una marea que iba y venía haciendo que la playa cambiara totalmente su aspecto y dejando al descubierto grutas y otras playas casi escondidas... Aunque el día que nos llevamos la cámara para hacer fotos la marea no había bajado del todo y nos fue un poco complicado conseguir que la cámara no se mojase... Y la suerte era que al estar el hotel tan tan cerquita de la playa, muchos días pudimos ir por la tarde, después de haber hecho visitas a donde fuera... ¡una horita de playa! :-)

Capricho de Gaudi, en Comillas

Capricho de Gaudí, en Comillas (Cantabria)

En las incursiones que hicimos a Cantabria no dejamos de visitar Comillas, donde vimos el palacio de Sobrellano -bajo la lluvia-, y el Capricho de Gaudí, una obra de la juventud de este genial artista. En el primer edificio, una guía muy simpática nos contó su historia acabando la mitad de las palabras en "-uca", no sé si por ser bien cántabra ella o para hacer la visita más típica :-) También en Cantabria, visitamos Santillana del Mar, muy bonita aunque hasta arriba de gente comprando y cámara en mano; y en dos ocasiones fuimos a San Vicente de la Barquera, la primera para conocerlo y la segunda para ver un Mercado Medieval que iban a poner en el casco viejo del pueblo y que no fue gran cosa, acostumbrada como estoy al que en Alcalá de Henares ponen todos los anyos allá por el 12 de octubre (no queda mucho!).

Y, ya que no podíamos ver las Cuevas de Altamira, ni siquiera su Museo, escogimos visitar la Cueva del Soplao (¡en Cantabria hay muchísimas cuevas!), descubierta por unos mineros a principios del siglo XX y en la que llaman la atención unas formaciones de estalactitas (o eran estalagmitas? argh!) excéntricas, esto es, según vimos y nos explicó la guía que nos acompanyaba, que parecen no seguir la fuerza de la gravedad, y que crecen en distintas direcciones, doblándose y haciendo unas formas súper curiosas de ver. Me quedé con ganas de, en otra ocasión, volver y hacer la visita-aventura, más larga, con equipación que te dan en la propia cueva y fuera de los caminos senyalizados en la visita que nosotros hicimos, pero ya nos animaremos en otra ocasión.

También oímos a unas mujeres hablar de Potes, diciendo que era mucho más bonito que Santillana del Mar y que había mucha menos gente, así que otro día quisimos visitar este pueblito. La verdad es que fue un poco decepcionante, después de lo que cuesta llegar (hay que atravesar todo el desfiladero de La Hermida y casi hacer maniobras cuando te encuentras con coches en la dirección opuesta), ni era tan bonito y sí, había menos gente que en Santillana del Mar (a lo mejor porque ésta última le daba cien vueltas), pero había bastante gente de todas formas. En fin, al menos compramos nuestra crema de orujo! :-)

Y bueno, yo iba en principio a hacer un sólo post con las vacaciones, pero entre las fotos que no quiero dejar fuera y lo que me falta por contar, ya centrándonos en cuando estuvimos en Asturias, no hay manera de hacerlo sin dejar aquí un ladrillo de posts. Así que creo que la parte que me falta, más de Asturias, la voy a dejar para la próxima entrada... así además también me dura más a mí el repaso que estoy haciendo, que contar es un poco como revivir y hace rato ya que me siento de vacaciones... lástima que manyana en el trabajo se demostrará que la ilusión de esta tarde es falsa.

En fin, que hasta aquí la primera parte de las Postales VI. Atentos a sus pantallas para la siguiente... ;-)

[Las fotos que aparecen en este post son nuestras, excepto la de El Capricho de Gaudí. Nosotros no conseguimos una foto en la que no aparecieran media docena de turistas más :-( ]

7 Susurros:

At 14 septiembre, 2010 20:41, Blogger masmasmasporfavor ♥ escribió...

Que hermoso lugar!
Disfruta al máximo como hasta ahora

Besitos

 
At 14 septiembre, 2010 21:33, Blogger LastChild escribió...

A mí me encanta coger el coche y escapar sin planificar nada. Aunque sea de fin de semana. Ahora ya es más difícil, con el niño.
Me encantan los sitios que describes. Los he visitado varias veces, en alguna de esas escapadas, y no me canso de ellos. En agosto estuvimos en Santillana del Mar también y fue parada obligada, como siempre, la lechería que está delante de la iglesia, donde te dan el típico vaso de leche con quesada. Qué bueno está.

Potes tiene el encanto de estar incrustada en la cordillera. Paran muchos montañistas. Pero es más bonita Santillana, sin duda.

¡Ahora os toca venir a Galicia! No es por nada, pero... es más bonitiña :)

Un abrazo.

 
At 14 septiembre, 2010 22:26, Blogger O Suso escribió...

que bonito se lee todo, muy buenas vacaciones, ese tiempo en el que todo parece flotar, en el que el aire parece más limpio...tal vez necesitemos de esos momentos para soñar en el día a día con verdes escapadas, tal vez sea la idealización de esos momentos de relax la que nos permite soñar, y volver a esos pequeños momentos.

Un abrazo y ánimo en la "vuelta al cole".

 
At 15 septiembre, 2010 00:24, Blogger Gacela escribió...

Pues LastChild, Galicia es una de nuestras asignaturas pendientes, ni mi chico ni yo la conocemos, así que no dudes que en una de éstas nos acercaremos -ya te pediremos consejo, jeje-.

A veces es complicado decidirte entre sitios que ya conoces y sabes que te encantan y sitios por descubrir... así que yo alterno unos y otros ;-)

Y O Suso... gracias por los ánimos en esa vuelta a la cotidianeidad... a veces se hace muy cuesta arriba, ains!!!

 
At 15 septiembre, 2010 10:22, Blogger Awake at last escribió...

Casi huelo la brisa del mar, :-)

Mks.

 
At 15 septiembre, 2010 19:25, Blogger Ardid escribió...

Bonitas fotografías. Entran ganas de perderse. Yo desconozco el norte. Me alegra leerte con mayor frecuencia. Besos.

 
At 15 septiembre, 2011 12:14, Blogger kleptØ escribió...

"... entre grutas y acantilados."

Ojalá este año tus vacaciones hayan sdo así de bucólicas, yo sigo teniendo pendiente tanto Asturias como Galicia, a veces creo que me pasará como a Coque Maya en Todo es Mentira, que se tira toda la peli diciendo: "Me voy a ir a Cuenca".

Pero yo nunca voy ni a Cuenca, ni a Galicia, ni a Asturias. ¡Siempre lo digo!, pero no.

 

Publicar un comentario

<< Home