jueves, mayo 17, 2018

LLegó el domingo y se quedó para siempre (II): 15M, siete años y dos días después

Esto lo puse hace dos días, 15 de mayo de 2018 en mi Facebook. Hoy lo quiero traer aquí también, aquí "a casa".

Feliz séptimo aniversario del 15M para todas las personas con las que compartí asamblea (y las que siguen ahí en estos tiempos post plaza de Olavide, funfunfun); y también para todas las personas para quienes el 15M fue importante, para quienes nos cambió la vida, un poquito o un monton; para todas quienes hoy estamos en proyectos que muy probablemente si no hubiera habido 15M habría sido muy difícil crear.

Hoy es un poco nuestro día, y yo lo siento así incluso aunque a la mani propia del 15M falté, incluso aunque en Sol nunca estuve demasiado porque se me hacía grande, incluso aunque no me impliqué empapándome hasta que el 28 bajaron las asambleas a los barrios y ahí sí, ahí me acerqué a Olavide y booooom.

Quizás no hicimos la Revolución. Pero también la hicimos. La hacemos siete años después. Porque sobrevivimos, por La Morada, por las cañas, por 3Peces3, por la Despensa Solidaria, por Tetuberi (y su bebé), por no perder un juicio con el juicio perdido, por decir que me pasaban cosas y que no pasara nada, por José Luis Sampedro y Olga Lucas en Olavide, porque se juntaran siete personas a las puertas del hospital en cada tarde si ingresaba, porque hoy no me plantee ingresar, porque antes nunca me habría subido a un Flipas GAM, a unas InsPIRADAS, por la PAH, los villancicos laicos, por tener a un montón de gente en el movil que se apellidan Chamberí, por Antirracistas, la Casa de la Cultura, tejer redes, crear comunidad de la de verdad, por las doce horas de cañas o CocaColas, el colesterol,y las ojeras de los miércoles por la mañana; por viajar a Chicago a verte, y a ti a Sevilla, y algún día a Dublin, o Copenhague o Berlin; por conocer Jaca, Canfranc, por un finde en Denia y otro más pequeño, por un festival de jazz de cuyo nombre no me acuerdo, por hacer el contracamino de Santiago Ventolin en mano; por ir a un MadridCool sin ser yo musical; ver un culo, dos culos, tres culos; por los saludos al camión de la basura y a una rubia de bote; por Chambidad y La Lavanderia y no hacer yoga; por tomar las plazas, las calles, los barrios, la huelga, la vuelta al cole,la cerveza; por los viernes comemos y los jueves de Pedrusquin y el Ferry y el Maneras (te vienes aunque no quieras) y el bar de Manu, y el Cienpor, y la ex Juana y el asturiano y la marisquería, por las tapas del arroz con bogavante sobrante gratis a las cinco de la tarde; las mejores Nocheviejas EVER; las falsas alarmas de dientes perdidos; por los chistes malos, los inventados, los que vendrán; por parar coches trajeados o con trenzas; por los brindis de por la amistad que recuerdo que acababan en "... y por el buen follar"; por quitar el volumen del micro disimuladamente; por Papa Pitufo y los peques; porque podemos también se escribiera con minúscula y fuera la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo poder, pero poder no se escribiera con mayúscula; por el feminismo, los 8M, las suscripciones a El Salto, Pikara, Diagonal, LaMarea, Ctxt... por aprender a desaprender, por aprender a cuidarnos de otra manera, por desanudar todavía siete años después nudos capitalistas interiorizados.

Por los que estuvieron y se fueron, los que estuvieron y no nos fijamos hasta después pero qué suerte encontrarnos aún más tarde, los que llegaron de la mano de X y se quedaron un rato o hasta ahora o para siempre o todo junto que también se puede.

Y me dejo mil cosas en el tintero, pero son más de las tres así que paro. Daos por etiquetados aunque hayáis huido de Zuckerberg incluso las que os carteabais con él.

Feliz 15M, hoy y cada 15M, que en realidad es cada día porque se nos ha quedado dentro de cada uno, de cada una, y a nosotras mismas nos vivimos todos todos los días.

Y por este vídeo que si en las estadísticas por rachas aumenta de visualizaciones sin motivo aparente, seguramente soy yo y mis rachas de morriña y nostalgia:

(Carmen a la realización, Pepa al storyboard y el resto en lluvia de ideas cervezas y CocaColas mediante)

Y hoy pongo más videos, que esto es mi casa y aquí qué más da:

(Cuando empecé a pensarme de manera pelín más crítica en salud mental, esto es lo primero que hice, aún sumisa, sumisa. Participar en un video en el que hoy probablemente me lo repensaría un par de veces, pero al que se sumó mi asamblea en pleno, y ocho personitas de ella aparte, alguna que ni siquiera estaba en Madrid, lo que hace de este video un recuerdo precioso)


(Cuando hicimos un mercadillo de juguetes navideño pero nos resistimos a los villancicos tradicionales y le dimos un toque más cañero)

Y de esto último, video no pongo, que no tengo el permiso del resto de personas que aparecen y  estos videos nunca fueron a YouTube, pero sí pongo la letra. El mejor villancico laico EVER, del mejor concurso de villancicos laicos jamás hecho:


(Y estas cosas fueron parte esencial de mi supervivencia. 
Y lo son hoy, estas, lo que dejaron y lo que crearon)