miércoles, diciembre 27, 2017

Las canciones que nos salvan de la mierda (II)

Puedo escribir muy poquito, espero tener oportunidad más adelante de contar y explicar y escribir, todo más y mejor. Sólo decir que esta canción es eso, una canción (estupenda, oiréis), y un vínculo de esos que no sé si son reales, y algo de eso, canciones y vínculos, que tampoco sé siempre si serán capaces de hacerme sobrevivir, pero pesan siempre en ese lado de la balanza, el de la supervivencia.

Quería traerla aquí a mi espacio del blog, y copiar la letra porque es espectacular de bellísima, por la fuerza que me da, para que si alguien la encuentra aquí se contagie de esa belleza y fuerza y pueda disfrutarla también. Y porque cuando me encuentro muy regular me sirven estas canciones, tener la letra delante e irla cantando yo también a medida que la escucho. Así que aquí está a modo de regalo navideño para mí y para el que recale por aquí :-)


Sthela - Intuición o paranoia

Mientes 
y a veces te comprendo.
No quiero que me enredes
en tus falacias y complejos.

Duermes, 
yo sé que estás despierto.
Pensar de más destruye el ego,
a veces lo aborrezco.

Tú no quieres luchar,
yo no quiero morir,
recuperar las ganas sin saber a dónde ir,
se me empañan las gafas y se me inunda el reír,
solo quiero ser mala y no hacerlo todo por ti.

Cuéntame otra vez
la de que soy un ángel que te saca de la mugre,
cuéntame
que bailo con fantasmas eligiendo que perduren,
cuéntame
que tu mentira es sana y mi verdad es podredumbre,
cuéntame
que mi tristeza es mía
pero la tuya es de los dos...
Cuéntame.

Creces 
a costa de mi miedo,
jugando fuerte y lento
a ver quién aguanta menos.

Vuelves,
soy yo la que está lejos.
Priorizo mis deseos,
los que no me derruyeron.

Tú no quieres luchar,
yo no quiero morir,
recuperar las ganas sin saber a dónde ir,
se me empañan las gafas y se me inunda el reír,
solo quiero ser mala y no hacerlo todo por ti.

Cuéntame otra vez
la de que soy un ángel que te saca de la mugre,
cuéntame
que bailo con fantasmas eligiendo que perduren,
cuéntame
que tu mentira es sana y mi verdad es podredumbre,
cuéntame
que mi tristeza es mía
pero la tuya es de los dos.
Cuéntame... 

Intuición o paranoia
es la línea de mi historia,
desplomada entre las fosas
de aquel que me quiso sola.
Y sentir.
Y vivir.
No me digas que es mentira si me está pasando a mí.
Escoger.
Y elegir.
Prefiero soltarte ahora
y conservarme en mi existir.

[Gracias (también por esto), Sthela]