sábado, noviembre 26, 2005

Radiografía


Mariposas en el estómago

Esa sería la radiografía que me gustaría hacerme. Me temo que, si me la hiciera, el resultado sería distinto. Porque a veces me la hago, miro dentro de mí y me exploro con mis rayos x de disenyo que venían de regalo con los anyos de terapia, y lo que veo... bueno, no es esa foto. Corresponde más a una amalgama de sensaciones que me da más de un dolor de cabeza.

Soy dulzura, carinyo y ternura, de esos que brotan espontáneos sin pensar si serán bien recibidos o no, de los que no cogen las maletas para huir cuando reciben un portazo. Soy lealtad, soy empatía y soy memoria y recuerdos. Soy un poco de todos los Él que han pasado cerca, que instalaron colonias de mariposas en mi estómago. Soy la media sonrisa con que me visto por las manyanas, en parte por no preocupar y en parte para convencerme de que alguna manyana me sorprenderé despertándome con ella puesta porque ya ha encontrado el camino de regreso a mis labios por su propio pie. Soy el abrazo que a veces me doy yo misma porque tengo demasiado frío. Soy la melancolía de lo perdido, de la cercanía por recuperar quién-sabe-cuándo, del lado vacío de la cama, de los títulos de libros compartidos, de diálogos de películas aprendidos de memoria. Soy las ganas de pelearme el mundo, soy la risa en cascada en noches valencianas, soy la ironía suave y los ojos brillantes, despiertos, vivos.

Y soy más cosas, algunas de las que no me gusta hablar y que intento obviar pero están ahí, una buena radiografía las desvelaría. Soy la rabia -o Rabia- de no haber entendido golpes innecesarios, crueles, que jamás tuvieron respuesta pero que no se borran. La Rabia de aprender lo vacías que están esas frases que hablan de un supuesto Tiempo que pone a la gente en su lugar y da a cada cual lo que merece, de que las cosas caen por su propio peso y uno recoge lo que siembra. La Rabia de amanecer con la tormenta sobre mi cielo y saber un sol brillando en el cielo de quien fabrica rayos y truenos en sus ratos libres.

Seguramente una radiografía certera revelaría cómo en mi estómago puede que aleteen aún unas mariposas perdidas, pero se vería también como al revolotear salpican gotas del veneno en que se deshizo esa rabia de la que hablo. Porque soy sonrisa, ternura y calidez, pero también puedo morderme la lengua y tragar litros del veneno del que me han llenado.

Me pregunto si las mariposas serán inmunes. Si podrían ellas beberse el veneno y quitármelo de dentro. Y sobre todo, me pregunto si volverán a revolotear con la alegría con que lo hacían. Haciéndome cosquillas. Primer plano en cualquier radiografía. Otra vez esa sensación...

[Escuchando "No", del disco Fijación Oral, de Shakira]

[No se puede vivir con tanto veneno,
no se puede dedicar el alma
a acumular intentos...]
__________________________________________________

Edito para anyadir el vídeo de la canción que estaba escuchando (empalagosa hasta decir basta), como extraordinario momento karaoke y regalo personal para mí misma, que me ha gustado el vídeo. Me gusta Shakira, sip, no todo va a ser saplanpugmuá. Y podéis no darle al play -vosotros os lo perdéis- pero yo lo tendré localizadito aquí debajo, muahahaha.

En ocasiones, veo mariposas.
Buenas noches, dulces suenyos.

10 Susurros:

At 26 noviembre, 2005 01:32, Blogger Guillermo escribió...

"No se puede vivir con tanto veneno, no se puede dedicar el alma a acumular intentos..."
Una amiga tiene lo mismo puesto en el Messenger. Ultimamente veo a muchas tristonas, debe ser la época.

El veneno se escupe, de los intentos se aprende, y las mariposas volverán a revolotear en tu estomago. A lo mejor siguen ahi pero están dormidas y puede que no les apetezca volar porque tu no sonries. No podrán volar a menos que expulses de tí ese veneno que crees que tienes.

Veo que por aquí acuden a menudo amigos que te arropan y te abrazan siempre que te hace falta, no se si podré ayudarte, además no conozco verdaderamente tus motivos para sentirte así pero se que algún día volverás a sonreir.

He descubierto tu blog y volveré por aquí a menudo para ver como vas mejorando.

 
At 26 noviembre, 2005 03:37, Blogger reve escribió...

Yo es que soy medio boba, pero estoy segura de que volverán, siempre lo hacen. Por mucha mierda que uno tenga dentro, las mariposas siempre encuentran el camino más limpio para entrar, incluso aunque tú pretendas impedirselo.

 
At 26 noviembre, 2005 09:15, Blogger terminus escribió...

Solo un pequeño apunte. ¿Conoces Dune? El ritual de la trasmutacion del veneno en el Agua de la Vida.
Ese veneno es el que me impulsa a seguir ahora mismo. Y no trates de esconder ninguno de tus sentimientos, son parte de tí. Eres Tu.
Hagamos de ese venero el combustible de la vida, quememoslo en disfrutarla, y quien se lo pierda... pues peor para el o ella.

Ya queda menos.

Chao

 
At 26 noviembre, 2005 09:36, Blogger paraiso escribió...

Qué bella radiografía has hecho con tus palabras..Un abrazo desde el paraíso..

 
At 26 noviembre, 2005 10:02, Blogger terminus escribió...

"venero" no, veneno, veneno. Que tengo los dedos agarrotados

 
At 26 noviembre, 2005 14:13, Blogger Isthar escribió...

El veneno no nos lo ponen los demás preciosa, por desgracia somos nosotros quienes lo fabricamos...

Deberíamos expulsar la rabia a bornotones. Sacándola fuera para que dejara de envenenarnos por dentro y así dejar de sentir un dolor cuyas causas muchas veces debería sernos ajenas.

Las mariposas no se dejan matar fácilmente, te lo prometo cariño.

Y no dejes de sonreír por las mñanas aunque no tengas ganas, porque un día lo harás sin darte cuenta :)

PD. Me encanta esa canción, me pone la piel de gallina...

 
At 26 noviembre, 2005 14:17, Blogger Isthar escribió...

Por cierto, me gusta los dibujos que has puesto, he reconocido enseguida "Muerte: lo mejor de tu vida", es mi favorito, cuando lo leí me fascinó.

Y además me lo regalaron por mi cumpleaños ;)

PD. ¿Para cuando más noches y risas de cascadas en Valencia? :)

 
At 27 noviembre, 2005 22:19, Blogger djordi escribió...

ni luiscar, ni hostias,
qué post más bueno!!!
un beso.

(verificación de la palabra:
ffufuu, en serio!)

 
At 28 noviembre, 2005 23:54, Blogger Lunarroja escribió...

Mariposas en el estómago... ¡qué sensación más maravillosa!
Cuando llega, ¡es tan corta!, que hay que aprovecharlo.
Mucho ánimo.

 
At 04 diciembre, 2005 16:23, Blogger The Lone Whistler escribió...

Desearía que estas palabras pudieran salir de mi boca, durante demasiado tiempo me he sentido igual.

Lo peor (o mejor, según se vea) es que, como dice Isthar, todo el veneno lo fabricamos nosotros, y evidentemente se hace más por necesidad que por vocación, en su día parecía una solución genial.

Como dice Terminus, al final eso se convierte en uno mismo y cualquier esfuerzo por intentar negarlo es destruirse a sí mismo. Sólo podemos aceptarlo y coger un martillo para transformarlo como Miguel Ángel con el David.

Escribir es una buena forma de empezar y muy valiente. Por mi parte, volveré e intentaré recoger ideas para mi propio trabajo.

 

Publicar un comentario

<< Home