martes, marzo 21, 2006

Mi mundo ajeno

I know I have lost, de Markette

...las luces de la calle te hacen danyo cuando sales
porque tu mundo es otro mucho más oscuro...
Déjalo ya, sabes que nunca has ido a Venus en un barco,
quieres flotar, pero lo único que haces es hundirte...

Tú sabes que lo intentas. Nadie lo sabe como tú, nadie lo intenta como tú, y quien piense que no es así, se equivoca, se equivoca al juzgar y se equivoca en el juicio. Pero también sabes que te encuentras con tus límites, tus barreras, que puede que las pongas tú misma pero que no consigues escalar ni dejar de poner.

Te buscas estrategias para poder encontrar caminos alternativos. Te buscas companyía, te buscas viajes, te buscas descubrimientos porque sabes que las cosas nuevas te hacen sonreír, y necesitas sonrisas que contrarrestren las lágrimas que se acumulan y te inundan.

Pero fracasas, mi ninya, como tantas veces, mi princesa agotada. Y al final te encuentras rodeada de gente, pero inmensamente sola, porque eres incapaz de salir de ti, y dentro de ti siempre estás sola. Y hay risas fuera pero las oyes tamizadas, como si estuvieran infinitamente lejos. Y no consigues integrarte en las conversaciones, no porque estés cansada, mucho menos porque no te interesen, sino porque no encuentras la manecilla que abre la puerta tras la que te encierras. Así que ahí estás, en la tierra que te ha acogido tantas veces en abrazo, con la gente con la que siempre te has sentido protegida, pero atrapada en ti, en tu cabeza, en tus Yoes que encadenan. Viéndote desde fuera, viéndote abajo, entre ellos pero aparte, callada, ojos que se empanyan y parpadeas rápido para que no se note, que bastante tienes con no conseguir disfrutar tú como para amargarle la noche a nadie. Con el pensamiento "no debería haber venido" dando vueltas de uno a otro lado de tu cabeza, entre otros mucho más danyinos. Con la canción repitiéndose, dolorosamente consciente de que podrás irte donde hay luz, pero esa misma luz hará danyo a unos ojos demasiado acostumbrados a la oscuridad. Avergonzada de que haya quien te conozca así, siendo media Tú, y piense que no hay más que eso. Temiendo que si esa es su sensación, quizá esté acertando.

Lo peligroso, lo preocupante, es que reconoces la dinámica en la que vuelves a entrar. De noches en vela hecha un ovillo, de aislarte en medio de la companyía, de guardar silencio porque para qué, de perderte encerrada en tu locura, de lágrimas encarnadas que calman la angustia, de agotamiento, de desesperanza que se instala en ti y te convence de que tu mundo, hoy como ayer, como manyana, no ha dejado nunca de serte ajeno. Deberías saberlo, mi ninya, que son ya muchos anyos como para sorprenderse ahora.

Lo peligroso, lo preocupante, es que este camino ya lo has recorrido y sabes dónde te lleva.

Lo peligroso, lo preocupante... es que puede que no te importe tanto. Ahí cruzas la frontera. Porque en realidad... ¿algo importa tanto?

[La imagen que encabeza el post es de Markette, que tiene una galería en Flickr a la que puedes acceder haciendo click AQUÍ. La primera estrofa pertenece a una canción de Mecano, Barco a Venus]

15 Susurros:

At 20 marzo, 2006 23:16, Blogger Deyector escribió...

Sabes muy bien que no has perdido, entre otras cosas porque no te vamos a dejar, y si la luz es muy fuerte, la encenderemos poco a poco, para que te puedas acostumbrar. Sé que has estado arropada y sabes que puedes estarlo siempre que quieras, estamos aquí para ti.

 
At 21 marzo, 2006 00:10, Blogger Bereni-C escribió...

Métete dentro si quieres, como un caracol. No tienes que estar para nosotros, no tienes que dar explicaciones ni hablar si no quieres. Pero deja que estemos contigo y te arropemos. No estás sola. Seremos torpes, no sabremos llegar hasta ti o decirte la palabra adecuada, pero no estás sola.

Y vete pensando de qué quieres la pizza :-) que tienes una cita pendiente.

 
At 21 marzo, 2006 00:17, Blogger el bandido malospelos escribió...

No digas eso, te comprendemos, demasiado bien te comprendemos. Y todavía me acuerdo de esa canción

 
At 21 marzo, 2006 08:28, Blogger dark escribió...

A mi me importa.

Te he comprado una camiseta con un koala y al resto pequenyos moflis y canguritos.

Y en cuanto a las otras gacelas, nada que no se solucione con unos susurros.

 
At 21 marzo, 2006 16:18, Blogger humilde escribió...

....es un eterno retorno, supongo.... hace poco comparé la vida con una espieral, que aunque se va abriendo, acaba cruzando los mismos sectores.... va un poco por ahí, pero también se que en nuestra mano está cambiar.... la cuestión es si sabemos cómo.... y si realmente queremos hacerlo...

 
At 21 marzo, 2006 16:32, Blogger Awake at last escribió...

Pah, hasta que no salgas a la calle en albornoz cantando "La traviata" a mí no me impresionas, XD

Un abrazo, Gacelita.

 
At 21 marzo, 2006 19:57, Blogger Nepomuk escribió...

Yo iba a decir algo pero es que me he acojonao... estoy tan rodeado...

 
At 21 marzo, 2006 19:57, Blogger Nepomuk escribió...

Bueno, va...venga, lo digo...

¿¿incluso en las fallas jamía??

 
At 21 marzo, 2006 20:08, Blogger Wendyqueridaluzdemivida escribió...

Entre estar sola-sola y estar sola-con-buena-compañía, es mejor la segunda opción (que soy incapaz de volver a escribir). Al menos, si en algún momento encuentras la manecilla clave, habrá alguien detrás de la puerta esperándote con los ojos abiertos.

Y si alguien sólo ve tu mitad oscura, sácale el ojo que le queda porque no ve bien.

Besos desde mi oscuridad, hija mía...que malo es marzo.

 
At 21 marzo, 2006 20:10, Blogger Txiki escribió...

Si ya has pasado por ahí, aunque sabes que duele, también sabes como saliste, como irá todo a mejor. Piensa un poquito como te gusta sonreir, como te gusta mirar el cielo, ver pasar las nuves, aunque haya un sol radiante...piensa que pronto estarás allí.

 
At 22 marzo, 2006 13:03, Blogger Esther escribió...

astenia primaveral. No te preocupes, verás cómo pasa. Sólo tienes que intentar ser tú, por encima de todo.

 
At 22 marzo, 2006 17:25, Blogger Isthar escribió...

Me tendrás que disculpar, pero yo ante cosas como esta ya no puedo contestar...

 
At 22 marzo, 2006 17:30, Blogger reve escribió...

Sí importa, niña, y lo sabes. Y te importa.

 
At 22 marzo, 2006 20:03, Blogger Bito escribió...

Vaya por Dios...

¿y cambiando el punto de vista? quiero decir, en vez de sentirte encerrada, que tal si estás con el cerrojo echado porque no encuentras la llave? no es que no puedas salir, no, sí que puedes, solo que habrá que averiguar cómo.

A veces, y hablo completamente a ciegas, todo es tan sencillo como darle una vuelta al asunto, mirarlo desde otro ángulo, pero otras veces encontrar esa sencillez es muy dificil.

No sé niña, solo puedo decirte que tú media tú me gusta, quizás entera seas como tocar el cielo, pero tu mitad para mí es más que bastante.

Si algún día usted necesita a alguien para encerrarse con él en el hoyo y taparse los oidos avíseme, yo me cubriré de tierra encantado.

Un beso niña, un beso enorme.

 
At 05 abril, 2006 22:33, Blogger klept0 escribió...

Hola Gacela, me ha alegrado un montón ver tu blog otra vez activado, hace más de una semana que no podía leerte, como en los últimos posts comentabas que el mes de marzo en particular no era precisamente bueno para tí, pues llegué a pensar que te tomabas un respiro para escribir.

Leyendo este post que he encontrado especialmente bonito, por las sensaciones que describes y que todos hemos experimentado en algún momento. Como lo de sentirse tremendamente solo cuando estás más rodeado que nunca de gente, pero que no necesariamente son esos brazos los que te gustaría tener a tu alrededor, ni esas voces las que quisieras que te susurrasen. Y lo de preguntarse uno "¿qué hago aquí?". En fin, no te puedo decir nada que no te hayan dicho ya, ni darte ninguna fórmula mágica para nada, ni siquiera una triste recomendación de intenta ésto que a mí me ha ido de fábula.
Pero sí puedo decirte que vez en cuando vendré a leerte, y a compartir contigo lo que tengas a bien volcar, vomitar o llorar.

Pienso que en el fondo eres una superviviente de pelotas, de esas que aunque apriete el viento y azote la marea, sigue ahí, sin saber muy bien por qué coño sigue flotando y no se ha ido hasta las mismísimas profundidades a incordiar a Neptuno. Yo soy incapaz de hablar de mí en primera persona aunque me esté jodiendo viva por dentro y por fuera y menos exponerlo tal cual, como lo haces tú. Bueno tengo que irme para casa a cenar, sé que te leerás ésto porque te encantan los posts y los mensajes largos, ahora perdona si lo que has leído es más de lo mismo de parte de otra persona para el montón que rodea tu soledad.

Buenas noches, Gacela. Ö_Ö

 

Publicar un comentario

<< Home