lunes, mayo 29, 2006

Parasiempre's

Me quedaría aquí para siempre

Y en un instante descubrió cómo sus pies se inmovilizaban, empezando a sentir un cosquilleo en la planta que se transformaba en dolor al notar cómo se agarraban al suelo, enraizando de forma irreversible, hundiéndose en la tierra, avanzando y ramificándose en el subsuelo. Horrorizado, trató de moverse sin conseguirlo, pies-raíces, hombre árbol, atado de por vida a su para siempre.

Te amaré siempre

Y tan pronto el siempre saltó de sus labios, se convirtió en cadena que se enroscó en torno a su cuello, primero suavemente, aferrándose luego con fuerza, quitándole poco a poco el aire, apretando hasta la asfixia, pulmones pidiendo auxilio, piel azulada, víctima de su propia promesa hambrienta.

Siempre podrás contar conmigo

Y ella, confiada por la promesa, se relajó, pensando que, como en el poema, podría contar no hasta dos o hasta diez, sino contar con él. Y funcionó un tiempo, hasta un día en que sus propios dedos no le bastaron para contar, y cuando acudió a las manos de su companyero, las encontró cerradas en punyo firmemente apretado, y ya no pudo contar más allá.

Nunca te haré sufrir, jamás te haré danyo

Y la promesa sobrevoló por encima de él hasta que, tiempo después, llegó la primera mirada-punyal, el primer silencio de hielo, los primeros ojos empanyados. Y la promesa se alejó junto con todas aquellas que se hacen y automáticamente se convierten en papel mojado, y aun así se siguen haciendo, y aun así, incluso, se siguen creyendo. Los parasiempre's, los nunca... y otra más:

Nadie más te querrá tanto como yo

Falso. Me querrán distinto igual que yo querré también diferente a como quise en el pasado, porque cada amor es único e irrepetible. Pero menos o más... eso es otra historia. Eso no lo sabes. Eso no lo sé.

[Y para curiosos, la raíz de este post está en otro que leí de la mano de Spica y en una frase de una canción de La Casa Azul. Y el poema al que me refiero es "Hagamos un trato", de Mario Benedetti]

11 Susurros:

At 29 mayo, 2006 08:37, Blogger RollWhisTler escribió...

El titulo del post es un muy resumen de su contenido: "Parasiempre's", como paracaidas o paraguas, un "parasiempres" es otro instrumento para procurar que todo sea mas seguro, pero al igual que un paracaidas se puede enredar o un paraguas atraer un rayo... puede pasar de todo.

Encantado de tenerte de vuelta.

 
At 29 mayo, 2006 10:21, Blogger On escribió...

Mejor no prometer nada que no puedas cumplir.

Claro, que si no lo haces también te lo echan en cara...

 
At 29 mayo, 2006 11:05, Blogger Guillermo escribió...

'Siempre' y 'nunca' se suelen decir muy a la ligera, normalmente la gente no se da cuenta de la implicación que conlleva. Y aunque no lo digan convencidos piensan que tu te sentirás mejor.

A veces se da el caso que alguien lo dice en serio, pero quien te lo diría de verdad no suele hacer falta que lo diga, ya se sabe.

 
At 29 mayo, 2006 14:49, Blogger Juankar escribió...

Y yo que he sido mucho mucho de los que les daba tanto peso a las palabras....y que sólo las utilizaba cuando creía que podían soportar su propio peso....sinceramente....me he aburrido....y ahora flotan si no las agarro... pero por lo menos la duda no me pesa en la garganta.

 
At 29 mayo, 2006 20:54, Blogger Deyector escribió...

Siempre es demasiado, pero un "todo lo que pueda" o un "mientras aguante" no me lo quita nadie. En cambio con el nunca no tengo tanto problema, si lo digo lo hago, porque es por convicción fuerte.

 
At 29 mayo, 2006 23:07, Blogger vitore escribió...

Yo casi nunca digo siempre. Siempre me da vértigo lo siempre que tiene la vida y la muerte. Como cuando te decían de pequeño que cuando murieses estarías feliz en el cielo para siempre siempre siempre siempre....

 
At 30 mayo, 2006 09:43, Blogger Awake at last escribió...

...y sin embargo es cierto en el momento en que lo dices...

Besos!

 
At 30 mayo, 2006 10:58, Blogger Súcubo escribió...

:) me encantas

 
At 31 mayo, 2006 12:58, Anonymous carlos escribió...

yo que paso por aquí a ver qué tal... y me envías a casa.

jaja!

incluso las contestaciones a las afirmaciones, pueden ser rebatidas... y las siguientes, y las siguientes...

*

 
At 31 mayo, 2006 13:34, Anonymous Mina escribió...

Hay quien no se da cuenta del significado de las palabras, y las dicen sin pensar; o quizá el problema es que hay gente que se las toma al pie de la letra, y después su corazón sangra y se marchita cuando se sienten traicionados.

Me gusta mucho tu blog, pero esta entrada me ha llegado al corazón, pues explica, mucho mejor de lo que yo sé hacerlo, cómo me siento con quien me ha decepcionado.
Un beso, guapísima!

 
At 31 mayo, 2006 17:44, Blogger el bandido malospelos escribió...

Precioso, mucha verdad y mucha poesía (suelen ser lo mismo) Además, el poema de Benedetti expresó a la perfección lo que por mi mente estaba pasando en ese momento. Y Hubo quien lo leyó y consiguió entenderme.
Por si acaso, puedes contar conmigo.

 

Publicar un comentario

<< Home