viernes, agosto 18, 2006

Seguir sorprendiéndose

Una cosa que me encanta de los pequenyajos es su capacidad de sorprenderse continuamente a medida que van descubriendo el mundo. Esos ojos brillantes asombrados, esa boca abierta, ese senyalar con el dedo cualquier revelación que a nosotros nos suele parecer natural y a ellos maravillosa... es sencillamente genial.

Y una cosa que me encanta de mí... es que no he perdido -o no del todo- esa capacidad de sorpresa. Que me siguen ilusionando las pequenyas cosas y no sé si hasta se me pone voz de ninya cuando llamo la atención de quien esté conmigo sobre cualquier nuevo descubrimiento que hago.

Por eso, que hoy haya salido el arco iris ha sido motivo de sobra para sonreír ampliamente y exclamar "mira, mira, el arco iris!!!" como si fuera un pequenyo milagro de luz y color. Y ya no me han importado las gotas de lluvia ni los nubarrones grises que iban tomando el cielo poco a poco, porque me han traído también un pequenyo momento de felicidad infantil.

Y por eso también, cuando al llegar a Alcalá de Henares hemos visto tres cigüenyas sobrevolando el cielo, mi dedo ha vuelto a senyalar, la sonrisa que aún no se había borrado ha acariciado mis orejas y la misma voz infantil ha gritado "Y mira las cigüenyas!!!"

Y me encanta, me gusta tener esas explosiones infantiles de alegría por cosas tan simples como una cigüenya en el cielo o los siete colores del arcoiris abriéndose paso entre nubarrones grises. Me gusta seguir ilusionándome si una mariquita se posa cerca de donde estoy, o al ver un cachorrito de perro, con el sabor del algodón de azúcar de una feria o cuando un avión despega y el estómago se hace una bolita. Me gusta no perder la sensación de novedad aunque lo haya hecho muchas veces, y seguir haciéndolo con casi las mismas ganas, con esa sonrisa emocionada. Me encanta ser así de ninya... :-)

Además, con el post ya fraguándose en la cabeza, me he sentado a buscar imáganes de cigüenyas en la Red, y me he encontrado con ésta:

Y me ha parecido el final redondo para un post que habla de arco iris y de cigüenyas, y de no perder la capacidad de sorprendernos e ilusionarnos con las cosas más sencillas y cotidianas (lo que seguramente sea una de las claves de la felicidad, al menos de la mía). La doble sorpresa de la cigüenya recortándose sobre el arco iris. La doble sonrisa que trae con su vuelo desgajado en colores...

[La imagen que encabeza el post no tiene autor conocido. La que lo cierra, que puedes ver a tamanyo completo haciendo click sobre ella, es de la galería que Cctrilla tiene en flickr, a la que puedes acceder AQUÍ]

13 Susurros:

At 18 agosto, 2006 22:56, Blogger Bito escribió...

Es una capacidad envidiable esa, Gacela, y es bonito no perderla, porque no es que nos haga más niños, es que nos hace más felices y esperanzados...


Un beso.

 
At 18 agosto, 2006 23:55, Blogger vitore escribió...

Como dice bito; es bonito no perder la capacidad de asombro. Mientras te/nos quede algo de niña/niños seremos más inocentes y mejores personas.

Besos.

 
At 19 agosto, 2006 00:14, Blogger On escribió...

Y seguramente también sea una de las claves de la libertad.

 
At 19 agosto, 2006 01:05, Blogger Shere escribió...

Ay, Gacela... por qué será que solemos fijarnos más en nuestras cosas tipo "post-de-abajo" que en las cosas tipo "este-post".

Deberíamos obligarnos a indagarnos para traer arriba las cosas positivas. Bravo por ello.

 
At 19 agosto, 2006 01:06, Blogger Shere escribió...

"cosas, cosas, cosas"... qué vocabulario tan extenso gasto, vive Dios.

 
At 19 agosto, 2006 08:59, Blogger Raist escribió...

Disfrutar de todo. Ah, qué gran placer. La vida tiene otro color así, desde luego.

 
At 19 agosto, 2006 13:40, Blogger Guillermo escribió...

Mira, estas fotos las hice ayer a la salida de mi pueblo, aun llovía cuando salió el Sol, se veía el arco iris de punta a punta y era perfecto. Me quedé embobado un buen rato hasta que poco a poco el arco iris y la lluvia fueron desapareciendo.

La 3ª foto de la panorámica no está bien encajada, por eso sale el arco iris cortado, pero con las otras dos y lo que se ve de la tercera vale para hacerse una idea. Es que entre el Sol, la lluvia y el frio se me fue un poco la mano

Inicio arco iris

Panorámica

 
At 19 agosto, 2006 18:09, Blogger Isabel Romana escribió...

Creo que una persona se muerte cuando deja de sorprenderse por todo. Es decir, que no hay que creerse una palabra cuando se dice de alguien que "le sorprendió la muerte". Ni hablar. La sorpresa es vida. Sigue disfrutando de esa cualidad tuya tan vital. Saludos cordiales.

 
At 19 agosto, 2006 18:31, Blogger Nepomuk escribió...

Servidor prefiere las golondrinas.

Chillan más y son presagio de bikini.

 
At 20 agosto, 2006 15:54, Blogger reve escribió...

Con lo que más más más pero más me pasa eso es cuando ha llovido mucho y pasamos con el coche por charcos en los bordes de la carretera, buf. No sabes las veces que he hecho dar la vuelta al conductor para volver a un charco que me había parecido genial.

 
At 21 agosto, 2006 00:09, Blogger florecilla de alcanfor escribió...

¿Te has fijado que el arcoiris de las fotos de Guillermo es DOBLE? Ô_Ô

 
At 21 agosto, 2006 22:53, Blogger Clementine escribió...

Ui ui, a mi me pasó hace poco cuando me compŕe el movil nuevo (porque el anterior murió). Mira que solo llama y envia mensajes, pero me tiré tres o cuatro días tocando todos los botoncitos del menú e hice a la gente hacerme perdidas sin parar. Sólo me faltaba gritar cada vez: "oooh, tiene lucecitas y suenaaaa!"

Y lo bien que te sientes cuando pegas grititos de emoción! :D

 
At 22 agosto, 2006 02:19, Blogger Guillermo escribió...

Florecilla en realidad el arco iris es más de uno lo que pasa es que no siempre se ve. No lo sabía hasta hace poco.

Aqui viene muy bien explicado. Anda, si en realidad son circulares, de lo que se entera uno con la wikipedia, hay que ver

 

Publicar un comentario

<< Home