viernes, septiembre 08, 2006

Esperando a Peter Pan

Odio todas las frases que empiezan por "A tu edad...", "Con esa edad..."; odio las frases sobre arroces que se pasan y sobre responsabilidades que se deberían haber asumido ya. Me cuesta la idea de crecer, me cuesta desde los quince anyos, cuando la adolescencia se me hizo cuesta arriba, sintiendo mi cuerpo como una cárcel que cambiaba para mi disgusto y me atrapaba sin reflejarme.

Y hoy me sigue costando. En teoría, asumo las responsabilidades de una persona de mi edad e incluso de más adulta: mientras que la mayoría de mis amigos de mi edad viven con sus padres, yo me independicé -un poco forzosamente, sí, pero me independicé- hace dos anyos, tengo un trabajo fijo desde hace cuatro y nadie más que yo paga mis facturas, llega a fin de mes calculadora en mano, se hace la declaración de Hacienda o decide cuándo entro y salgo, dónde voy o cuándo vuelvo.

Aun así, hay cambios que me siguen costando, cambios que asocio a la madurez que yo sigo sintiendo lejana, ajena. Y cuando veo que se me vienen un poco encima, tiemblo, y me hago pequenya y me acuerdo de Peter Pan, el ninyo que no quería crecer, y dejo la ventana abierta por la noche para que pueda encontrarme, saltar a mi habitación desde la ventana y llevarme con él al País de Nunca Jamás donde ni estaría sola ni habría más peligros que un Capitán Garfio al que nunca temí -quizá porque mi madre me ensenyó que los piratas no eran malos, sino hombres valientes que amaban la libertad y la encontraban mar abierto-.

Estos días miro en Internet casas nuevas que puedan acogerme, más grandes que mi miniestudio donde ni siquiera tengo espacio para mis libros, mis muebles, mis adornos en las paredes. Estos días hago cálculos, pienso en hipotecas que cargaría sola, me imagino construyendo un hogar y esperando que me salga mejor que el primer intento un poco fallido, porque a esta minicasa nunca la he conseguido sentir hogar del todo. Estos días crezco un poco como los estirones que se daban después de pasar unos días con fiebre, y me asusto de mí y del rumbo que no sé si estoy eligiendo o de nuevo, eligen por mí -mi familia, la sociedad, el camino de baldosas amarillas que parece que hay que seguir a la fuerza-. Estos días siento que ser adulta es estar un poco sola, y me da miedo, porque seguramente una de las cosas que más temo es esa, la soledad no elegida.

Y me asomo a la ventana en la noche, esperando al ninyo vestido de verde que me rescate de la madurez, que no me deje sentirme sola. Me da el viento en la cara, pero el ninyo no viene. Y acabo dormida con los brazos sobre el alféizar, ventana abierta, sonyando con volar allá, la segunda estrella a la derecha y recto hasta el amanecer.

[La imagen que encabeza este post es una fotografía de Bill Nichol de la escultura de Peter Pan y Campanilla hecha en bronce por Cecil Thomas, que está situada en el Jardín Botánico de la ciudad de Dunedin, en Nueva Zelanda]

16 Susurros:

At 08 septiembre, 2006 21:06, Blogger Deyector escribió...

Lamento contradecirte, pero con Peter Pan sólo te une que no querrías crecer, pero lo has hecho. Aunque te gustaría más que te siguieran cuidando, has crecido y eres bastante más madura de lo que quieres (o te atreves a) admitir.

[Y juro por todas las deidades en que quieras creer, incluyendo a Lenin y Marx, que no lo he copiado de ningún test de personalidad online]

 
At 08 septiembre, 2006 22:42, Blogger Mayka escribió...

Oye Gace, te hago una propuesta... y un pisito con vistas al mar? no te visitaría Peter Pan, pero a mi me tendrías para cada merienda, jeje.

Pues si te sirve de algo, tienes todo mi apoyo guapa.

Mil dedales :)

 
At 08 septiembre, 2006 23:08, Blogger principito escribió...

No sabes cuanto te entiendo. A lo q mas miedo tengo en esta vida es a envejecer y a la soledad.

Este otoño mi vida cambiara, intentare irme de casa de mis padres y tendre q buscar un trabajo serio. Sera duro pero estoy decidido a hacerlo. Espero encontrar a alguein q me acompañe.

Besitos!

 
At 08 septiembre, 2006 23:56, Blogger Gus escribió...

Punto 1: NO TE METAS AHORA EN UNA HIPOTECA. Ahora no gacela, espera un poco. /mode +crash_inmobiliario off

Punto 2: Nos empeñamos en ver lo negativo de la soledad. Si, estar solo es principalmente mierdoso. Y la (buena) compañia, es la mejor opcion siempre.
Pero tiene sus cosillas... no me diras que no. Como por ejemplo, ir a ver la pelicula q REALMENTE querias ver.

Punto 3: Esperar tan romanticamente a un niño, puede tener graves consecuencias tanto legales.

Punto 4: En el caso de que decidas desoir el punto 3... en el fondo, todos los tios somos como niños... elige a dedo.

Abrazos elevados a la n-esima potencia

 
At 09 septiembre, 2006 00:26, Blogger Pipero escribió...

La soledad no escogida tiene un poco eso: hay momentos en que nos sentimos desvalidos y que necesitamos que alguien nos acune, como si volviéramos a ser aquel niño que, como dices, guardaba cama, cuando estaba con fiebre y siempre tenía alguien a su lado para cuidarle, contarle un cuento, etc... Pero el ser adulto tiene ese precio, de vez en cuando, soledades no escogidas y sí escogidas y... libertad. A veces es bueno tener quien te consuele, quien esté contigo, pero creo que es más reconfortante que tu destino te lo marques tú misma: eso no tiene precio.

 
At 09 septiembre, 2006 07:04, Blogger On escribió...

A largo plazo siempre estamos solos, porque nos damos cuenta de que los demás son iguales que nosotros, y no encontraremos en ellos lo que nosotros tampoco tenemos.

 
At 09 septiembre, 2006 07:07, Blogger On escribió...

Mmmm... ¿he leído hipoteca? Ufff qué chungo...

 
At 09 septiembre, 2006 10:54, Blogger Juanjo escribió...

Quizás cuando te asomas, tu mente está nublada por todas esas responsabilidades... pero fíjate bien, Peter Pan está ahí, y te está haciendo señas. El problema es que no le ves, y él se da la vuelta, triste, porque no comprende por qué no quieres seguirle. Un beso infantil.

 
At 09 septiembre, 2006 12:18, Blogger Fernando* escribió...

hola Gacela.

La verdad es que envidio a los-las que se han independizado temprano, aunque supongo que será mas dificil, y se hará cuesta arriba todos los meses, es algo que os hace mas maduros y resistentes desde el principio. No me imagino viviendo _solo_, realmente solo, no de forma temporal.

supongo que tu añores la niñez significa que todos deseamos lo que no tenemos.

Y por favor, hagas lo que hagas, nunca te hipoteques! Hoy en dia es como un pacto con el diablo, de por vida.

Por cierto, he visto que tambien lees The Order of the Stick!! Aunque ahora no caigo si lo descubrí a partir de ti.. mmmm... ¿te lo has leido entero? jejeje esta interesante... como saldrá de esta Vaarsuvius?? se librará de Belkar?? recuperará la voz Haley?? se declarará a Elan?? aisss es el único sitio sin newsfeed que visito a diario, a ver si actualizan la tira. ME encantaaaa.

 
At 09 septiembre, 2006 12:22, Blogger Fernando* escribió...

Se me olvidó: un besito.

PD: ni se te ocurra hipotecarte, niña!

 
At 09 septiembre, 2006 15:50, Blogger iralow escribió...

hola niña linda, parece que andamos las dos cambio de casa en ristre, gracias por tu recomendación, ahi va la mia, y la verdad es que todavía encuentras cositas medio decentes, yo no puedo irme todavia, tengo un proyecto para octubre y un pequeño revés económico que ha ralentizado mis planes, sin embargo sigo buscando aqui www.inmobiliaria.segundamano.es
Prueba a ver y buena suerte.
Besote

 
At 09 septiembre, 2006 17:01, Blogger reve escribió...

Tengo algo para ti, cielo...

 
At 09 septiembre, 2006 19:18, Blogger Awake at last escribió...

Muy muy cierto, Gacelita, y ya quisieran algunos que se creen maduros llegarte a la suela del zapato.

Muuuuaks.

P.D. Pregunta tonta: ¿cómo coño hace Deye para comentar siempre el primero? Nomelosplico...

 
At 10 septiembre, 2006 14:56, Blogger Bereni-C escribió...

Pueees... Creo que idealizas a Peter Pan. A mí crecer me ha traído muchas cosas buenas que no cambiaría. De hecho, a ti también, piénsalo. Y madurar en algunos aspectos no significa perder la ilusión ni otras cosas de la infancia o adolescencia. Tú combinas ambas cosas de una manera admirable :-) Para eso eres la ninya de las pincitas, la de apariencia frágil que sabe, ella sola, levantar cabeza y empujarnos a todos.

 
At 11 septiembre, 2006 17:01, Blogger terminus escribió...

Aunque no lo creas se puede ir para atrás, no sólo es posible detener el tiempo sino obligarle a ir marcha atrás. Palabra de Pirata.

Un Beso

Edu

 
At 11 septiembre, 2006 23:09, Blogger vitore escribió...

La soledad es como el péndulo de un enorme reloj... Bendita soledad. Maldita soledad. Bendita soledad. Maldita soledad. Bendita soledad. Maldita soledad. Bendita soledad. Maldita soledad.... y así.

Eres valiente y a veces cobarde, eres ninya y a veces adulta, estás loca y a veces cuerda... o sea: eres humana...

Muchos besos.

 

Publicar un comentario

<< Home