miércoles, septiembre 20, 2017

Las canciones que nos salvan de la mierda

Hay días terribles de cabezas totalmente revueltas, de pensar si renuncias a tanto y te vas a Urgencias o aguantas en casa, si eso será ponerte en riesgo o será cuidarte porque el riesgo quizá sería precisamente ponerte en manos de aquellos en quienes ya no confías, no puedes confiar, ahora que detectas claramente sus violencias, las obvias y las más sutiles (me decía una amiga hace poco, cuando le decía que mi empoderamiento en salud mental se ha cargado las relaciones con mis profesionales, que es que el empoderamiento se carga -lógicamente- las relaciones de poder, las relaciones con quienes abusan de su poder).

En estos muchos años ya conociéndome, he aprendido qué cosas me sirven y qué cosas me ayudan en esos momentos críticos y en los menos críticos también, en mi vida cotidiana -algunas muy prácticas y concretas, otras más abstractas y quizá también complicadas-.

Hace unos cuantos sábados a inicios de mes fue uno de esos días terribles, complicados, cuesta arriba, hasta-aquí. Y no podía y me ahogaba y decía y me desdecía a cada instante y qué tarde, UF. Y tuve un ratito de pensar "recuerda, Gace, qué te ayudaba", y recordé que cantar, cantar alto, cantar a gritos si hace falta, cantar canciones tristes o menos tristes que tengo asociadas a buenos momentos vividos en el pasado, poner la música en el ordenador y subir el volumen para acallar la basura en mi propia cabeza y buscar la letra en Internet y leerla en la pantalla, cantarla en un karaoke privado que me sana y me rescata... eso me sirve, me protege en esos momentos que ojalá no tuviera que vivir, pero vivo y me cuestan y tengo que encontrar estas estrategias que me facilitan la supervivencia.

Así que eso hice ese sábado negro, repetir algunas canciones cantándolas bien alto en bucle mientras me salvaba un poquito a la vez. Y quería traer tres de ellas aquí también:

MY SKIN (Natalie Merchant)


Take a look at my body 
Look at my hands 
There's so much here that I don't understand 
Your face-saving promises 
Whispered like prayers 
I don't need them

'Cause I've been treated so wrong, 
I've been treated so long 
As if I'm becoming untouchable

Well, contempt loves the silence, 
it thrives in the dark 
With fine winding tendrils that 
strangle the heart 
They say that promises sweeten the blow 
But I don't need them, no I don't need them

I've been treated so wrong, 
I've been treated so long 
As if I'm becoming untouchable

I'm a slow-dying flower 
In the frost-killing hour 
Sweet turning sour and untouchable

Oh, I need the darkness, 
the sweetness, 
the sadness, 
the weakness 
Oh I need this 
I need a lullaby,
a kiss goodnight,
angel, sweet love of my life 
Oh I need this

I'm a slow-dying flower 
Frost-killing hour 
The sweet turning sour and untouchable

Do you remember the way that you touched me before 
All the trembling sweetness I loved and adored 
Your face-saving promises 
Whispered liked prayers 
I don't need them

Oh, I need the darkness, 
the sweetness, 
the sadness, 
the weakness 
Oh, I need this 
I need a lullaby, 
a kiss goodnight,
angel, sweet love of my life 
Oh, I need this

Well is it dark enough 
Can you see me 
Do you want me 
Can you reach me 
Oh, I'm leaving
Better shut your mouth, and hold your breath 
You kiss me now, you catch your death 
Oh, I mean this 
Oh, I mean this


BLANCO (Silvio Rodríguez)


Todos los días se pinta de blanco
sale a la calle llena de colores,
y a cada minuto recibe un brochazo en la piel,
su espalda, sus manos, su rostro
van siendo invadidos por luces y sombras,
se le van encendiendo de fiebre y de frío,
de forma que cuando regresa y se mira no está,
mas vive bajo su avalancha,
mas vive bajo su avalancha.

Ahora está sin salir, casi nadie merece su amor,
pero saldrá cuando vayas por él.
Ahora te espera en su tumba ambulante, llena de color,
hasta que tú la deshagas de amor.

Ahora te espera de noche en su cuarto
hasta que quieras entrar a salvarlo
de lo que nunca ha elegido y arrastra con él.
Tú que de un beso lo configuraste,
tú que le echaste más blanco y lloraste
eres la vieja navaja que espera su piel.

Quiere blasfemar contigo de Dios, de los hombres y de él,
quiere llegar más allá de la luz.
Quiere destruir las flores con que se engañaron los dos,
quiere arrancar de su tierra una cruz.

Quiere olvidar que ha crecido educado
quiere a tu hijo para empinarlo
como un papalote invencible
vencedor del sueño.
Quiere decirle a cada vecino
que salga de sus miserables paredes
que tome la vida de ustedes, que no haya escondrijos,
y espera que vayas por él,
y espera que vayas por él.

Él no te espera mujer a que vayas a hacer el amor
mas bien la guerra es lo que quiere hacer
con veintipico de fechas respalda su sana elección
con veintipico de muerte es su amor.


[Como curiosidad, según donde busques la letra, en algunos sitios la frase de "mas vive bajo su avalancha" la interpretan como "malvive bajo su avalancha"]



LÁGRIMAS NEGRAS (Jesús Cifuentes)


Solo
y en silencio
empiezo a recordar una y mil cosas.
Juego 
con el tiempo
quisiera suprimir los malos sentimientos.
Y quedarme solo contigo y el viento 
que acaricia tus mejillas llenas de lágrimas negras…
no puedo perder más tiempo.
Solo
a tu encuentro
no quiero dibujar más corazones.
Siento 
algo por dentro
¿existe otra razón para seguir viviendo?
Que quedarme solo contigo y el viento 
que acaricia tus mejillas llenas de lágrimas negras…
no puedo perder más tiempo.
No voy a salir
necesito dormir
la noche me ayuda a pensar.
Si quieres venir sabes que estaré aqui
no podemos perder tiempo,
no…
Solo
y en silencio
quisiera suprimir los malos sentimientos.