viernes, septiembre 07, 2007

Doble dirección

Ya nos hemos encontrado, después de tanto tiempo ausentes, lejanas, seguramente sin que el carinyo disminuyera, pero sin encontrarnos en el camino. Yo sé que he sido carga demasiado pesada y que la distancia era una manera de poner las cosas en su sitio, que a veces hace falta separarse para protegerse del otro.

Ahora hay que construir de nuevo, desde el principio. Pero una relación distinta, más sana, más adulta. No de alguien que se sitúa en el papel de cuidadora y otra en el de cuidada, porque esas limitaciones anclan las relaciones -ya lo hemos visto, ya lo hemos vivido-, sino una relación más enriquecedora para ambas, una amistad de doble sentido, bidireccional, en la que ambas comparten y se apoyan, ambas crecen, ambas dan y reciben.

Yo estoy dispuesta a recomenzar a andar el camino. Sigo pensando que de los conflictos superados, las relaciones salen fortalecidas, como ya sucedió en el pasado. Y si lo conseguiremos esta vez o no... eso está por escribir.

Está en nuestras manos...

5 Susurros:

At 09 septiembre, 2007 20:05, Blogger Kprixossa escribió...

Cualquier relación que se preste, desde los compis del curro, la familia o las personales, tienen que ser retroalimentadas. No siempre se puede dar el rol de dara y dar y jamás recibir. Ánimo.

 
At 11 septiembre, 2007 00:19, Blogger Awake at last escribió...

Qué bien suena, Gacelita, :-D

Mks.

 
At 13 septiembre, 2007 21:17, Anonymous Anónimo escribió...

Hola, curioso blog ...

Proshen.com

 
At 14 septiembre, 2007 18:00, Blogger la_lyri_k escribió...

Me gustaron mucho tus palabras... será posible reconstruir cuando ciertas cosas se han perdido????

Salu2

 
At 14 septiembre, 2007 18:57, Blogger Bito escribió...

Cierto es, hay conflictos que rompen una amistad o la unen para siempre. Es una apuesta a doble o nada, y a veces no quedan más cojones que jugarla.

Un saludo,

 

Publicar un comentario

<< Home