lunes, abril 26, 2010

Más sobre "Si supieras que nunca...

...he estado en Londres, volverías de Tokio"

Siguiendo la entrada anterior, donde conté que el último libro que he leído es "Si supieras que nunca he estado en Londres, volverías de Tokio", quería traer al blog la segunda tanda de pequenyas citas extraídas de ese libro. Porque me hicieron pensar, porque se quedaron un rato revoloteando en mi cabeza o en mi estómago, porque me sentí identificada o porque sí. Aquí van las que me faltaban por poner:

Si yo no diera rodeos, ¿dónde estaría? ¿Habría llegado ya? Y ¿qué pasaría si contestara algo que no debo? Si nos hacemos danyo de nuevo... ¿Crees que aún es posible que nos hagamos danyo?


Tengo ganas de saltar por la ventana y decidir mientras caigo si eso es lo que quiero.


Me parece que el amor debería hacer lo que hacen los atunes, nadar en el agua. El amor se muere un rato después de ser pescado. A los atunes los cogen y empiezan a moverse como locos. Así éramos nosotros, pero ya estábamos muriendo. (...) Un atún parece que está más vivo que nunca cuando está a punto de morir.


¿Y así hará el amor también? Renqueante, intentando salvarse cuando ya no hay salvación posible, intentando coger aire cuando no hay de donde cogerlo, intentando, intentando... para nada, ya la muerte está ahí, ya lo coge, ya se lo lleva...


Por una vez voy a pensar que alguien está intentando sobrevivir al peso de sus propias elecciones. Que no hemos acertado. ¿Somos raros por equivocarnos? ¿Cuántas veces puede una persona equivocarse? No sé si hay un número de errores establecidos para saber si alguien ha fracasado.


...pero no debería haberlo, no? Debería haber, cuando se gastan todas las segundas oportunidades, una tanda de terceras y otra de cuartas... que el Fracaso con mayúscula, así, irreversible, es demasiado grande como para asumirlo, como para dejar que sea nuestro companyero de viaje.

Si tuviéramos dos vidas, entonces sí podríamos gastar una en pedir perdones.


...o en lamentarnos por lo no conseguido, o en la autocomplacencia, o aún peor, en la autocompasión, esa que nos lleva y nos arrastra para lamernos las heridas continuamente, tanto que acabamos impidiendo que cicatricen.

Si hubiera sido sincera, le hubiera dicho que sí, que estaban ocurriendo cosas maravillosas a mi alrededor, y que yo, por mi culpa, estaba perdiéndomelas. Pero no me atreví porque sé que a nadie le interesa saber cuáles son las cosas que me estoy perdiendo. Muchos días ni siquiera me interesan a mí.


Esta manyana venía dispuesta a eliminarte, a aniquilarte, y no he podido. ¿Dónde está el botón que elimina a las personas? Creo que me equivoqué y le di al de congelar.


Supongo que yo soy más del segundo botón, del de congelar las imágenes en mi cabeza para que no se me escapen, para que no se me olviden. Que soy incapaz de darle al reset, al "eliminar recuerdo". Y así pasa, que refugiada en el pasado, a veces se me olvida cómo encarar el presente o el futuro...

Bueno, con esta segunda selección ya no os cuento más del libro. Repito que la autora es María Sirvent, que también tiene blog, que el libro está editado por El Aleph Editores y que la edición es de marzo de 2010, recién salido del horno. A mí creo que se me nota que me ha gustado... y no, nadie me da comisión :-)

14 Susurros:

At 26 abril, 2010 15:25, Anonymous La_Joly escribió...

Esperaba con ansia que ibas a escribir,me fascino ver q continuaste colocando frases del libro.y A muchos nos pasa que solo congelamos los recuerdos,y nos mentimos diciendo: "los borraré,los sacaré de mi sistema",pero volvemos y buscamos esas imagenes,esos momentos,que bien pudieron ser felices,pero a veces duelen,y no te dejan sanar las cicatrices,la voluntad te falla,te abandona,eso decimos,pero en realidad es que no la escuchamos cuando nos dice q no lo hagamos..
Cuidate Gacela
Saludos desde Rep.Dom.

 
At 26 abril, 2010 16:17, Anonymous Ardid escribió...

He de decir que cuando leí tu entrada, me entraron ganas de leerlo. Visitando los puestos del libro, que se ponen por esta época, lo encontré. Ayer mismo empecé con él. Las relaciones o la falta de ellas crean cruces de sentimientos y pensamientos, que muchas veces no somos conscientes de su evolución.

 
At 27 abril, 2010 00:04, Blogger Favio escribió...

Pues aun asi, pareciera que te han dado comisión por la buena publicidad q le diste XD
q buena recopilación, siempre quise hacer eso pero nunca me di el tiempo, más tengo ganas de terminar el libro y no me alcanza la fuerza de voluntad para detenerme y anotar lo más resaltante..
excelente entrada
=)


PD: sabes q es lo malo??
q esos libros nunca llegan aqui a Perú T_T

 
At 27 abril, 2010 00:06, Blogger Raul Olivares escribió...

Siento que hoy en día nos hemos olvidado de muchos detalles, de esas pequeñeses que marcan las grandes diferencias entre decir que amamos y el amar de verdad. Hace falta mucho más que decirlo o tratar de demostrarlo para que realmente sea cierto, y es ahí donde muchos caemos, porque no sabemos como hacerlo. Y es porque no dejamos que nuestro corazón actúe, porque nos hemos olvidado de que existe.

 
At 27 abril, 2010 01:31, Blogger Yo NO SOY Cindy Crawford!! escribió...

Lo del congelador me encantó, creo que más de uno de los que pasamos a leerte, entró en esa bolsa.

Besos.

 
At 27 abril, 2010 02:08, Blogger De momento anónimo escribió...

Me ha encantado tu blog, he leído las frases que has puesto del libro, y realmente me he sentido totalmente identificada, inclusive voy a buscarlo para leerlo. He comenzado un blog justo ayer y estoy inmersa en este mundo desde ayer, jeje, puedes seguirme si quieres mi blog es: "alcanzando las huellas de mi destino", no supe como pinchar para seguirte, pero bueno la he guardado en favoritos..jeje...

Muchos saludos...

 
At 27 abril, 2010 17:22, Blogger LasdelséptimoC escribió...

Me han encantado todas las citas , sobretodo la de los atunes. Siempre he pensado algo parecido.
Te sigo sin dudar :)
Un saludo!

 
At 28 abril, 2010 12:35, Blogger Shei escribió...

Me ha encatado el botón de congelar, creo que todos hemos pasado por ello ...

 
At 28 abril, 2010 18:21, Blogger Polly Harvey escribió...

La última frase me ha calado hondo también. Vivo con el pasado a cuestas, vivo cargando aún a ese amor a mi espalda. Pasan los meses, hago suponer a la gente que he olvidado que ya no me duele, pero todas las noches viene a mi mente. El tiempo no siempre lo cura todo.

Gracias por compartir estas frases. En verdad.

 
At 29 abril, 2010 16:26, Blogger Albert escribió...

Interesante las frases... me gusto la del atun y el amor... Saludos

 
At 29 abril, 2010 16:55, Blogger Map-yaguara escribió...

Hola Gacela, estoy aprendiendo sobre Blogs, me di de alta sin embargo desconozco sus funciones, bueno es más apenas se manejar este precioso ordenador que me regalo mi marido, lo que quería decirte, volviendo a la trinchera es que mirando, mirando, fuí a parar a tus escritos, me quede como una tonta, embobada sintiendo cuanta sensibilidad y que manera de expresar las cositas que dan vuelta en tu cabeza, me encanta. Voy a buscar el libro del que tanto escribes, me gusta su contenido. Felicidades!!! dile al autor que te pase una comision, lo que haces es un curro por amor!!!

 
At 29 abril, 2010 23:49, Anonymous Anónimo escribió...

Ey gacela, cm va la vida? He leído tus reflexiones a partir dl libro y tambien las distintas opiniones y miradas q esto genero, entre quienes te siguen. Tengo para mí, que el alma y el corazón, son anárquicos y deciden sin consultarnos. Quien se queda o quien sigue de largo. Que se guarda en el disco rígido y que se borra. Ante ésa anarquía estoy en rebeldía hace ya largo tiempo. Me gusta pensar y sentir, que empiezo a elegir quien merece que lo elijas y quien no. Vivimos en mundo bizarro y plagado de injusticias. Atrincherado en el humor, prefiero dejarme seducir por la nobleza, la dignidad y la rebeldía. Pequeños actos cotidianos, que sumados al sentido del humor, me sugieren un poco de justicia poética, en una sociedad plagada de sordides y de bajezas. Un placer leerte. CARLOS MARTINEZ

 
At 29 abril, 2010 23:52, Blogger Carlos Martínez escribió...

Ey gacela, cm va la vida? He leído tus reflexiones a partir dl libro y tambien las distintas opiniones y miradas q esto genero, entre quienes te siguen. Tengo para mí, que el alma y el corazón, son anárquicos y deciden sin consultarnos. Quien se queda o quien sigue de largo. Que se guarda en el disco rígido y que se borra. Ante ésa anarquía estoy en rebeldía hace ya largo tiempo. Me gusta pensar y sentir, que empiezo a elegir quien merece que lo elijas y quien no. Vivimos en mundo bizarro y plagado de injusticias. Atrincherado en el humor, prefiero dejarme seducir por la nobleza, la dignidad y la rebeldía. Pequeños actos cotidianos, que sumados al sentido del humor, me sugieren un poco de justicia poética, en una sociedad plagada de sordides y de bajezas. Un placer leerte. CARLOS MARTINEZ

 
At 30 abril, 2010 06:41, Blogger €l¡jªh GªLav¡Z escribió...

hola, wow este libro me parece interesante taratare de conseguirlo, me gustaron las frases, gracias por compartir estas palabras

saludos

ely

 

Publicar un comentario

<< Home